¿Es siempre fiable un test de embarazo negativo?

Cómo funcionan los test de embarazo y bajo qué circunstancias pueden ser más fiables puede ser una información muy a tener en cuenta en el caso de que tengamos la duda de poder estar embarazada, porque existen falsos negativos y situaciones muy concretas en las que podemos identificarlos.

by Cristina Soria

Los test de embarazo funcionan detectando una hormona en nuestra sangre que transita también en la orina y que su presencia solo se encuentra en mujeres embarazadas. Se trata de la Gonadotrofina Coriónica Humana, también denominada hormona hCG, y aparece en los fluidos de las mujeres embarazadas desde el sexto día de de falta de menstruación tras una fecundación, pero aumenta su presencia en adelante de forma proporcional al estado de gestación.

La precisión de los test es cuestión de tiempo

La precisión de los test de embarazos tienen que ver con la posibilidad de detectar esta hormona, que no en todas las mujeres se encuentra en la misma cantidad cuando se trata de pocos días desde la fecundación. Por eso, si realizáramos el test al quinto día tendremos menos posibilidades de obtener un resultado fiable que si lo realizamos al día 20, porque la presencia de esta hormona, de ser un resultado positivo, se mide en cantidades mayores según pasa el tiempo.

¿Es siempre fiable un test de embarazo negativo?VER GALERÍA

Los test de embarazo son 100% fiables cuando son positivos. Bajo ese resultado no cabe duda, porque significa que ha detectado un nivel suficiente de esta hormona, lo que sería imposible si no existiera en nuestros fluidos, y solo es así cuando existe embarazo. Sin embargo, a la inversa, sobre un resultado negativo no podemos asegurar completamente que sea fiable, porque pasado un tiempo la cantidad de hormona Gonadotrofina Coriónica Humana podría ser superior y sí ser detectable.

Leer: Fáciles de realizar y muy efectivos: así son los test de embarazo

Para conseguir resultados más precisos, es necesario que los test dispongan de una sensibilidad mayor. Este dato está presente en algunos etiquetados de los test de embarazo, y es más fiable cuanto más mili unidades por mililitro es capaz de analizar. Lo normal está en 25 mUI/ml.

Además, conviene tener en cuenta que la segregación de esta hormona se realiza desde una semana después del primer retraso de menstruación, y que es solo entonces cuando podremos encontrar las primeras muestras de hormona hCG en nuestros fluidos.

Leer: ¿Cómo puedo saber si estoy embarazada si soy irregular con la menstruación?

Solo hay un supuesto para el falso positivo

Algunas medicaciones contienen esta hormona, no es común pero se han dado casos de falsos positivos por esta razón, cuando los test han interpretado un falso positivo detectando la hCG cuando realmente se trataba de parte de un compuesto farmacológico que había dejado ese rastro en sangre. Por lo que ante la posibilidad de tener un falso positivo, puedes tener en cuenta si estás tomando algún tipo de medicación con este efecto secundario.

Existen dos tipos de test de embarazo: los “caseros” que puedes adquirir en la farmacia y que reaccionan ante una muestra de orina, y los análisis de sangre. En ambos casos se está midiendo la misma hormona, pero el caso del test de sangre puede ser más fiable si aún estás en una etapa muy primaria, pues es capaz de encontrar positivo a los seis días después de la ovulación, y en el caso del análisis de orina llega a necesitar hasta dos semanas.

Aunque no es habitual, en el caso de aplicar un test de embarazo tras el primer trimestre de gestación, debe saber que los índices de la hormona Gonadotrofina Coriónica Humana disminuye ligeramente desde ese momento, y se podría dar el caso de que un test, tanto de sangre como de orina, de un falso negativo sobrepasado ese plazo.

Leer: ¿Estoy embarazada? Estos son todos los tipos de test que te pueden sacar de dudas

Más sobre: