Los hijos de Paulina Rubio, su porra más tierna en Premio Lo Nuestro

En una de sus noches más especiales, La Chica Dorada estuvo acompañada de su familia

Por Tania Galván

Desde muy pequeña, Paulina Rubio supo que su pasión era la música. Con 10 años de edad, ingresó a Timbiriche para comenzar a escribir sus memorias como cantante, una profesión por la que hoy fue reconocida por todo lo alto en Premio Lo Nuestro, entrega donde le otorgaron un reconocimiento especial por su trayectoria, un galardón que, el año pasado, fue dedicado a Marc Anthony. Para tan especial noche, La Chica Dorada contó con la presencia de su familia: su mamá, la primera actriz Susana Dosamantes y sus hijos, Nicolás y Eros, quienes desfilaron por primera vez sobre una alfombra roja.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

La producción de Premio Lo Nuestro reconoció la carrera de la cantante con un video en el que hizo un recorrido a su trayectoria musical: “Hoy celebra tres décadas como La Chica Dorada”, se escuchó, para luego dar paso al remix que la cantante preparó para esta noche en la que entonó temas como Ni una sola palabra, Te quise tanto, Causa y efecto, Mío, Yo sigo aquí, Yo no soy esa mujer, entre otros. Tras su presentación, apareció sobre el escenario Luis Fonsi quien fue el encargado de entregarle el premio: “Paulina llevas una vida llena de éxitos y lo mejor es que todavía te queda una vida entera para regalarnos muchos más (…) Eres La Chica Dorada, pero para nosotros ere La Chica Adorada“, dijo el cantante para luego darle el premio a la cantante.

VER GALERÍA

Emocionada, Paulina Rubio apareció sobre el escenario para recibir el premio: “Gracias” dijo al micrófono; sin embargo, debido a un problema de audio, no pudo emitir su discurso de agradecimiento y salió del escenario haciendo una reverencia. Por su parte, en la mesa de enfrente, se encontraban sus hijos quienes lucían muy emocionados lanzándole besos a su mamá. En la pantalla de la entrega también se veía a Susana Dosamantes, sentada, aplaudiendo a su hija, mientras sus nietos saltaban emocionadas después de ver a su mamá en acción completamente en vivo, Sin duda, fueron Eros y Nicolás la porra más tierna de La Chica Dorada esta noche.

A través de su cuenta de Instagram, Paulina Rubio documentó la emoción que la invadió desde que estaba arreglándose para acudir a la gala. Aunque está acostumbrada a asistir a este tipo de entregas, sin duda, la edición de este año de Premio Lo Nuestro se convirtió en el primer evento en el que la cantante contó con la compañía de sus hijos a quienes por primera vez pudo dedicarles una presentación: “Hoy es un día donde estoy nerviosísima porque viene mi familia, casi nunca viene mi mamá y mis hijos y eso es tan especial”, dijo en una de sus historias al llegar a la alfombra magenta de la premiación, donde se reunión con sus hijos y con su mamá.

VER GALERÍA

El debut de sus hijos sobre una alfombra

Sonrientes, Nicolás y Eros, posaron al lado de su mamá y de su abuelita. En las imágenes, que pasaran a la historia como unas de las más especiales de la familia, vemos a los hijos de la cantante, muy elegantes; el mayor, con un traje azul marino y, el pequeñín, con un atuendo más casual, que consiguió con un saco azul que combinó con jeans, un atuendo muy cómodo para su edad. Durante su recorrido por la alfombra magenta, Paulina aprovechó para presentarle a sus hijos al cantante Pepe Aguilar quien se acercó a los niños para saludarlos con su perrito Gordo, con quien posó esta noche; por su parte, el papá de Ángela Aguilar también compartió en sus historias este encuentro con La Chica Dorada y sus hijos.