Camila Fernández y América Guinart

La significativa razón por la que América Guinart se ve reflejada en Camila Fernández

por Gabriela Cortés

Hace poco más de dos semanas, el clan Fernández le dio la bienvenida a un nuevo integrante: Cayetana, la hija de Camila Fernández y Francisco Barba. Desde el primero momento, la joven madre confesó sentirse inundada por una gran dicha, sentimiento que compartió no sólo con su marido, sino también con su propia madre, América Guinart. La guapa tapatía había compartido algunos detalles de la dulce espera de su hija, admitiendo estar muy emocionada por convertirse en abuela. Ahora, mientras disfruta de esta nueva etapa, la ex esposa de El Potrillo ha reflexionado sobre vivencias del pasado y ha reconocido que se ve reflejada en ella por varias razones.

Camila Fernández y su esposo Francisco BarbaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

América, quien ya ha hablado de su grata experiencia como mamá joven, contó que al ver a Camila iniciar su propia familia inevitablemente recordó aquellos tiempos en los que ella hizo lo mismo al casarse con Alejandro Fernández con poco más de 20 años. Sí me he visto reflejada en todo, desde su boda, me acordaba cuando me había casado yo, y luego cuando salió embarazada, que estaba tan contenta por su bebé, definitivamente sí me ha hecho revivir todos esos momentos”, comentó en entrevista para el programa De Primera Mano.

América Guinart con su nieta CayetanaVER GALERÍA

Otro de los aspectos que América comparte con su hija en cuanto al rumbo que ha tomado su vida personal tiene que ver con el embarazo, y es que justamente cuando se encontraba esperando a las mellizas Camila y América tuvo algunas complicaciones, tal como en su momento las sufrió la joven intérprete. “Fue una etapa difícil, que fue una etapa que yo también viví con ellas, que si las perdía, que si no las perdía”, recordó. Ante esta situación, además de seguir cabalmente las indicaciones de los médicos, la madre de tres aconsejó a su hija refugiarse en la fe. “Le decía que tuviera mucha fe en Dios, a la Virgen a la que yo le pedí y mira, estamos las tres… Cuando yo tengo cualquier situación de salud, de familia, yo le rezo a esa virgen y no sabes los milagros que me ha hecho y esta vez no fue la excepción”, aseguró la ex de El Potrillo.

Camila y América Fernández con América GuinartVER GALERÍA

Al igual que Camila, su mamá tuvo que estar en reposo absoluto debido a las complicaciones de su embarazo. “Los primeros meses fue muy difícil, tuve un desprendimiento de placenta, pero estaba muy grande entonces yo me pasé en cama pues igual que Cami, casi cuatro meses, pero lo mío fue hasta más estricto, yo creo que son otros tiempos”, explicó. “Cami traía tres broncas, yo traía una, pero a mí hasta me bañaban en la cama, fue muy difícil y después… Después me vino la preeclampsia”, recordó. Ante esta situación tan dura, América siempre contó con el apoyo de su familia, y por supuesto con el de Alejandro. “Todo el tiempo estuvo conmigo, la verdad, y sí sabía pues que era difícil”, comentó y recordó el momento en el que, dejando sus compromisos, estuvo a su lado cuando el médico le hizo un importante anuncio sobre su embarazo. “Dije: ‘¿Qué pasó? Si te acabas de ir’, y bueno, el doctor me iba a dar la noticia de que tenía la preeclampsia y estaba muy delicada y se podía complicar en cualquier momento y que podía perder a las bebés, bueno fue una pesadilla”, contó.

Las complicaciones de Camila y su operación después de dar a luz

Afortunadamente, América Guinart pudo salir adelante y dar a luz a sus dos amadas hijas, para quienes es ahora una amiga, confidente y consejera. Y es que la tapatía ha estado presente en todo momento, y sin duda fue un apoyo crucial para Camila en medio de las complicaciones de salud que enfrentó en su dulce espera. A principios del mes pasado, cuando faltaba poco para el nacimiento de Cayetana, la joven abuela reveló que la cantante había tenido algunos problemas al inicio de su dulce espera. “Tuvo un desprendimiento de placenta, tuvo un hematoma, después se le vino que tenía placenta baja”, contó entonces a Ventaneando. Sin embargo, si situación se agravó debido a una condición médica con la que había estado lidiando desde hacía un tiempo: la presencia de piedras en la vesícula. De hecho, tras dar a luz, la intérprete tuvo que ser sometida a una operación, de la cual salió muy bien, lista para disfrutar los primeros momentos con su hija. “Es la niña más esperada del mundo. Cuando la tuve en mis brazos lloré. Dije: 'Gracias, gracias que está ya conmigo y todo salió bien'”, contó a ¡HOLA!.

Camila FernándezVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.