pepeportada

Pepe Aguilar se sincera sobre la muerte de su mamá: ‘Fue una herida muy profunda la que dejó’

El cantante reveló que en la familia quien se ha mostrado más afectada con la muerte de doña Flor Silvestre es su hija menor, Angela

por Tania Galván

El pasado 25 de noviembre, Pepe Aguilar y su familia se despidieron de doña Flor Silvestre, mamá del cantante, quien falleció a los 90 años, por causas naturales, en su rancho El Sayote, ubicado en Tayahua, Zacatecas. Luego de despedirla y llevarla a su última morada, en un cerro de la propiedad donde también descansan los restos de don Antonio Aguilar, la familia continúa lidiando con el duelo. Aunque se había mostrado muy tranquilo, en entrevista para Ventaneando, el cantante reconoció que la partida de su mamá ha representado un dolor muy profundo para toda la familia, en especial, para su hija, Angela Aguilar, quien era muy cercana a la actriz y cantante de la época del cine de oro en México.

Pepe Aguilar y su mamá, doña Flor SilvestreVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Pepe reconoció que la huella que dejó doña Flor Silvestre fue tan profunda que a todos les está costando acostumbrarse a su ausencia: “Estamos todos, ahora sí que, lamiéndonos las heridas todos juntos”. Sobre la profunda tristeza que dejó en su hija menor Angela, detalló: “Ella efectivamente era muy cercana a mi madre y le ha pegado, le pegó muy fuerte, fue una lección tremenda de mi madre para todos, pero efectivamente para ella es de las que más le pegó. Ya está mejor, de repente se acuerda y regresa el sentimiento y es normal (…) sí fue una herida muy profunda la que dejó la muerte de mi madre”.

Pepe Aguilar y su hija menor, Angela AguilarVER GALERÍA

Pepe reveló que le ha recomendado a sus hijos, desahogarse y vivir el duelo de la forma más sincera: “Yo les he dicho que honren su sentir, si quieren llorar, que lloren, es un momento para eso”. Aunque él ha tenido que hacerse el fuerte, reconoce que la muerte de su mamá lo tocó profundamente: “No pensé que me fuera a doler tanto, te lo juro, claro por supuesto que sabía cómo duele la muerte de un padre, mi padre murió hace 13 años, pero no, son muy diferentes, no en intensidad, sino son distintos, entonces, fue un golpe tremendo”, explicó.

El sentido adiós de Pepe a su mamá

Durante el sepelio de doña Flor Silvestre, Pepe Aguilar le dedicó un sentido mensaje, en el que resaltó el importante lugar que la cantante tenía en la dinastía Aguilar: “Ella fue alguien que vino a llenar de alegría, de vida, de bondad y de cariño toda esta zona, a meterle todo el amor y el corazón junto con su marido para hacer en el medio de la nada un lugar como este. Era una mujer muy buena, era una mujer que tenía unos valores muy profundos (…) Yo me quiero quedar con mi madre chistosa, con mi madre coqueta, con mi madre divertida, con mi madre bromista, traviesa, con mi madre que nos daba todo, todo el tiempo… guapa, hermosa”, comentó el cantante.

Doña Flor Silvestre y Antonio AguilarVER GALERÍA

El cantante también agradeció a su familia y la gente que estuvo con su mamá hasta el último momento: “No hay ni comienzo ni final sencillo, así está diseñada la vida, y por supuesto que la gente que quisimos a la señora Flor tenemos partido el corazón. Quiero agradecer a todo aquel que entregó su tiempo, esfuerzo, corazón, energía estos últimos años para el bienestar de la señora Flor aquí en su tierra, porque, aunque ella nació en Guanajuato, la adoptó esta tierra (Zacatecas)”. Recordemos que este rancho donde vivía, se lo construyó don Antonio Aguilar, razón por la cual mandó a colocar varias flores talladas en la fuente y arcos de la propiedad.

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie