camilaalejandro

Camila Fernández da detalles del refugio para ‘el fin del mundo’ que construyó su papá

La joven cantante habló de la propiedad que posee Alejandro Fernández, en algún sitio de Guadalajara, que adquirió para una emergencia como esta

by Tania Galván

Hombre prevenido vale por dos y Alejandro Fernández lo sabe. Tiempo antes de que la contingencia mundial comenzara, el cantante adquirió una propiedad que adecuó como un verdadero refugio para una emergencia como esta. Según reveló su hija Camila Fernández, en entrevista para Ventaneando, El Potrillo convocó a sus hijos para pasar la cuarentena en este sitio, del cual no quiso revelar su ubicación, aunque algunos medios de comunicación aseguran que se encuentra en Puerto Vallarta.

Camila FernándezVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

“Mi papá hizo un refugio por si el mundo se acababa y nosotros dijimos: ‘jajaja, nunca lo vamos a usar’ y, al parecer sí. Está en medio de la nada, no me dejan decir ni siquiera en dónde es, pero está lejos de todo”, comentó la joven cantante quien, el pasado 24 de abril, se convirtió en una de las mentes maestras detrás del íntimo festejo de cumpleaños que le organizaron a El Potrillo por sus 49 años.

Alejandro FernándezVER GALERÍA

Con el paraíso como telón de fondo, los Fernández han disfrutado de un confinamiento muy especial, en el que el amor de padre e hijos ha sido el sentimiento que ha regido: “Nos hemos disfrutado al máximo todo este tiempo juntos. Procuramos estar bien, no caer en las malas noticias o en las malas vibras, no dejamos que nos afecten y nos enfocamos más en tu salud mental”.

Aunque todo ha marchado muy bien, Camila admitió que, como en todas las familias, también han pasado por instantes de tensión: “Sí nos llegó un momento en el que estábamos todos desesperados, que no sabíamos qué hacer, como todo mundo, que eso es humano, o sea, se vale sentirse así”.

Confinamiento de Alejandro Fernández y sus hijosVER GALERÍA

Fernández reconoció que, luego de haber atravesado por el problema de salud que la mantuvo 3 años en terapia, este confinamiento no le ha parecido nada difícil, pues se encuentra sana y rodeada por sus seres queridos: “No nos están pidiendo algo del otro mundo, nos están pidiendo que nos quedemos en casa, siento que es lo mejor, más porque yo ya pasé siete meses en una cama, sin moverme, así que estoy aprovechando a full a mi familia”, finalizó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.