luis-miguel-madrid

¿Luismi eres tú? ‘El Sol’ reaparece en otro continente con nuevo look

El cantante acudió a un famosos restaurante madrileño donde posó con la chef mexicana Maru Ávila

by Tania Galván

Cuando Luis Miguel no está sobre un escenario prefiere mantenerse alejado del ojo público, pero en tiempos de redes sociales, conseguir estar fuera del radar es cada vez más difícil. Para sorpresa de sus fans en la Madre Patria, el cantante reapareció en Madrid con un look con el que ha dejado claro que los hombres con canas también tienen su encanto. Aunque no se tienen muchos detalles de su paso por España, fue la chef mexicana Maru Ávila quien lo reconoció y compartió una foto a su lado en Instagram.

Luis Miguel y la chef Maru ÁvilaVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Bastaron unos minutos, luego de publicar la foto, para que los fans del intérprete de La Incondicional viralizaran la imagen y abrieran todo un debate sobre la nueva imagen del cantante quien, ha decido que su cabello luzca gris, casi en su totalidad, una señal de que se encuentra pleno en esta edad: “El Sol de México”, fue la frase que la chef utilizó para compartir esta instantánea que, de inmediato, se convirtió en una de las más populares de su cuenta.

Luis MiguelVER GALERÍA

Aunque la mexicana no dio más detalles de su encuentro con el cantante, gracias a su vestimenta supimos que El Sol visitó el restaurante en el que ella trabaja como experta reportera. Se trata de Le Bistroman Atelier, sitio de comida francesa que, a menos de un año de su apertura, ya ganó popularidad entre la comunidad madrileña.

Como en las últimas fotos de redes sociales que hemos visto a Luis Miguel, en esta también posó feliz. Aunque a muchos les pareció sorprendente este nuevo look de Luismi, fue en septiembre pasado cuando decidió comenzarse a dejar las canas y durante sus presentaciones de las vegas se mostró con este nuevo look con el que también ha conquistado corazones.

Luis Miguel en Las VegasVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.