'Mis pantalones son de velcro y mis hijos están pegados a mí': Ricky Martin

por hola.com

Acostumbrado a viajar por el mundo y vivir una vida de estrella desde niño, desde hace seis años Ricky Martin posee un ancla que lo mantiene “aferrado” al piso: sus hijos, los gemelos Matteo y Valentino. Aunque no descuida su carrera, el boricua sabe que su prioridad ahora son sus pequeños, quienes tienen récord de millas recorridas debido al trabajo de su famoso papá.

Ricky MartinVER GALERÍA


Si bien su agenda de trabajo está a tope, el puertorriqueño asegura que en la medida de lo posible trata de que sus hijos vayan siempre con él, aunque también entiende cuando los niños deben vivir su vida de manera normal.


“Mis pantalones están hechos de velcro y mis hijos están pegados a mí, se vienen a todos lados conmigo. Es cierto que en estos momentos están en Puerto Rico con mis papás porque esta semana toca visitar una ciudad cada dos días. Además, también hace falta que estén en casa con los primos y con la familia, pero al final mis hijos vienen conmigo a todos lados”, explicó el intérprete de “Tal vez” en entrevista con el programa “El show de Omar y Argelia” de la cadena Univisión.


Es curioso que aunque los niños están muy acostumbrados a los viajes y a los conciertos, hace poco tiempo se enteraron que su papá es una estrella internacional. Durante su visita al programa español “El Hormiguero” (en junio pasado), Ricky narró el divertido momento en el que sus hijos “lo descubrieron”.


Ricky MartínVER GALERÍA


De acuerdo con el boricua, en una ocasión en la que los niños, “ya más grandes” presenciaron uno de sus conciertos, cuando llegó a casa (lo esperaron despiertos) le gritaron “Tú eres Ricky Martin”, recordó entre risas el “coach” de “La Voz México”.


En noviembre pasado, el cantante reveló que uno de sus gemelos ha comenzado a mostrar su inquietud por la música: “Uno de ellos sí ha heredado mis aptitudes musicales. Tiene sólo seis años y ya es capaz de hacer beatboxing (técnica vocal que imita distintos tipos de percusión), es una locura. Pero sí, le va mucho el rollo de la música”, declaró al diario “Extra”.