Ricky Martin tiene camerino especial en 'La Voz... México' para albergar a sus hijos

Por hola.com

No importa el lugar del mundo donde esté Ricky Martin, sus mellizos, Matteo y Valentino siempre están con él. Acostumbrados a los viajes, giras y concierto desde muy pequeños, los hijos del boricua están listos para, de la mano de su papá, comenzar su aventura en la nueva temporada de “La Voz México".

Aunque los niños no aparecerán a cuadro, el cantante alista todo para que sus pequeños puedan estar muy cerca de él mientras graba el programa. Para comodidad de sus mellizos y tranquilidad del boricua, la producción ha preparado un camerino especial para el intérprete de “Tal vez”, acondicionado para que los niños.

 

De acuerdo  con información de Radio Fórmula, el camerino de Ricky ha sido construido a un costado del foro donde se graba la emisión, el objetivo es que los niños tengan un lugar cómodo donde pasar las horas en las que el boricua esté trabajando Los niños estarán bajo el cuidado de tres guardaespaldas y su maestra (de origen fránces) quien los acompaña a todos lados.

A principio de junio “Ricky” dijo, en entrevista para el sitio ABC, habló de como ha compaginado su papel de padre con el trabajo: “Viene conmigo a todos lados. Aun con todo el trabajo que tengo disfruto de más tiempo con mis hijos que muchos padres que trabajan de ocho a seis. Son muy felices viajando conmigo (…) Mis hijos necesitan estabilidad y esa estabilidad soy yo”, declaró el puertorriqueño.

VER GALERÍA

Durante su llegada a México el cantante ha procurado blindar la seguridad de sus mellizos al máximo, pues quiere que los niños disfruten de este país, sin ningún contratiempo, sobre todo sin el acoso de la prensa.

Esta semana, Ricky Martín tuvo su primer encuentro con el resto de los “coaches” de “La Voz… México”, el boricua se reencontró con Yuri y Laura Pausini y conoció a Julión Álvarez. El amor que Ricky les profesa a sus hijos salió a relucir en este primer encuentro que se convirtió en una verdadera junta de padres de familia, en la que los hijos de los “coaches” fueron el tema principal.