Vicente Fernández, de pie y de fiesta tras una dura enfermedad

by hola.com

Con el semblante inquebrantable que lo distingue, Vicente Fernández dejó atrás la reciente recaída de salud que tuvo debido a un infarto cerebral y se vistió de gala para celebrar un día muy importante, pues el pasado sábado, su única hija, Alejandra Fernández, contrajo matrimonio con el pianista José Luis Altamirano, con quien mantuvo dos años de feliz noviazgo.



Imagen de Twitter vía @alexplaneta


Enfundado en un elegante smoking negro, "Don Chente" lució impecable y emocionado al caminar de la mano de su hija hacia el altar de la Iglesia de Jose María Escrivá, en Guadalajara, y a pesar de su fuerte carácter, no pudo evitar soltar un par de lágrimas de alegría.

En el emotivo evento también estuvieron presentes la señora María del Refugio (esposa de Vicente) y los tres hijos de la pareja, Vicente Jr, Gerardo y "El Potrillo", Alejandro Fernández, quienes no dudaron en compartir el especial momento junto a su hermana.

Aunque Alejandra no es hija de sangre de Vicente (es hija de una hermana de doña Cuquita), "El Charro de Huentitán" siempre la ha considerado una más de su familia y se dijo emocionado por esta nueva etapa en su vida: "Poderla entregar y verlos felices nos llena de orgullo. Ahora Cuquita y yo nos quedamos solos, pero los tenemos en el corazón. Además, no se van a ir al fin del mundo, van a vivir aquí", expresó el intérprete de "Estos Celos", quien también habló sobre su actual estado de salud: “Fue muy largo el reposo, me dio un infarto cerebral chiquito, la tromboembolia pulmonar, el cáncer en el hígado, fue mucho estar en reposo y no podía caminar porque se me entumieron las cañas, en año y medio se me endurecieron las cuerdas y tengo que estar ensayando con las pistas en el estudio”.

Tras la misa y la ceremonia civil, los familiares y amigos cercanos de los recién casados se reunieron para una recepción en la Terraza Florida, en el municipio de Zapopan, en dónde disfrutaron de una amena celebración.