Vicente Fernández vence por segunda ocasión al cáncer: 'Las batallas son para ganarse'

por hola.com

En la comodidad de su rancho ‘Los tres potrillos’, el cantante Vicente Fernández concedió una entrevista a su nuera, Mara Patricia Castañeda, a quien confesó que por segunda ocasión venció al cáncer, esta vez en el hídago –recordemos que hace un tiempo ‘El Charro de Huentitán’ también superó um cáncer de próstata- tranquilo y muy recuperado, don Vicente contó cómo fue que logró superar esta batalla, en la que confiesa vio cerca la muerte.

Sin bigote y con gafas negras, Vicente Fernández platicó cómo fue que se preparó para entrar al quirófano el pasado 8 de noviembre, fecha que el mismo eligió para ser intervenido: ‘Les di la bendición a mis hijos y me despedí de mi vieja, y le pedí perdón si acaso le falté el respeto en algún momento’, confesó.

El intérprete de 'Estos celos' reveló que fue operado por un equipo médico integrado por tres mexicanos, dos italianos y un suizo en la Universidad de Ilinois. Durante la entrevista, el medico mexicano Federico Mendoza explicó brevemente el procedimiento que aplicaron en el cantante: ‘Para darse una idea, el hígado tiene ocho segmentos, en este caso fueron retirados los cuatro segmentos izquierdos, aproximadamente 40% del órgano’.

El cantante aseguró que por su mente paso lo peor; sin embargo, con la decisión y fuerza con la que ha llevado su vida se enfrentó a esta enfermedad, y  finalmente logró vencerla: ‘Las batallas son para ganarse, sino ni te metas’. Además confesó que el momento que más le llegó al corazón fue cuando se despidió de su esposa, quien ha sido pieza clave  a lo largo de su carrera, además de ser la madre de sus tres hijos y su eterna compañera.

Finalmente, el intérprete de ‘Por tu maldito amor’ espera retomar su gira del adiós (interrumpida por este problema de salud) el próximo año ya que confesó: ‘sólo muerto yo le fallo a mi píblico’. Por lo pronto continuará recuperándose en compañía de su familia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.