celebrities-looks

Los 11 vestidos de las 'celebrities' que han marcado la moda del siglo XXI

De Jennifer Lopez pasando por el armario de Paris Hilton, Beyoncé y los vestidos a conjunto de las hermanas Jenner

por María Palma

No es nada sencillo hacer historia a partir de un estilismo, pero en las dos últimas décadas hemos vivido muchos momentos inolvidables que han marcado un antes y un después en la industria de la moda. Si Coco Chanel, Christian Dior y Cristóbal Balenciaga ya lo hicieron en el siglo XX con su creatividad artística en el armario femenino, ahora han sido las actrices, celebridades y modelos quienes han seguido su estela enfundadas en exclusivos trajes de las casas de costura más importantes de la industria, entre todos los que hemos escogido los once más representativos de la evolución de las tendencias desde el año 2000 hasta hoy.

Un siglo de historia de la moda a través de los bolsos más icónicos

Desde atrevidos diseños con el estilo Y2K (el que definió el comienzo de siglo) hasta otros más opulentos inspirados en el armario de la antigua realeza e incluso algunos con románticos guiños a la época de los noventa. Y es que entre tendencias y tendencias, hay instantes fuera de la pasarela que han instaurado una nueva era. Descubre quiénes han sido las que han desafiado el paso del tiempo, convirtiéndose en todo un icono de estilo gracias a sus elecciones de vestuario.

Jennifer Lopez (2000)

La invitada más atrevida de la alfombra de los Premios Grammy de 2000 con un escotadísimo diseño de Versace

El asesinato de Gianni Versace en 1997 colocó a la marca italiana en el foco de mira, y desde entonces fueron muchas las personalidades las que acogieron sus diseños y atrevidas ideas para lucir en galas y fiestas internacionales. ¿Quién no recuerda el mítico look de Jennifer Lopez en los Premios Grammy en febrero de 2000? Fue el momento exacto en el que el mundo de la moda y Google se unieron por primera vez: este escotadísimo vestido de gasa verde estampado fue lo más buscado en internet durante una larga temporada. Y no nos extraña, de ahí a que 19 años después de este éxito, la artista volviera a desfilar durante la Fashion Week de Milán enfundada en un look muy similar.

Britney Spears (2001)

Impactó con este 'denim on demin' en los American Music Awards de 2001, y Amelia Windsor reversionó el look en 2021

Con su entonces pareja, Justin Timberlake, llegó a la Gala de los American Music Awards de 2001 con un total look que nadie esperaba. Ambos aparecieron enfundados en un 'denim on denim' que revolucionó el protocolo de toda alfombra roja. El vestido largo de Britney Spears, creado a partir de diferentes parches vaqueros, era una 'obra de arte' de los diseñadores Kurt and Bart que recibió más de una crítica por parte de los expertos. Sin embargo, se convirtió en un look tan icónico que este verano una de las royals más estilosas del momento, Amelia Windsor, se inspiró en este memorable recuerdo que tantas celebrities han copiado en fechas marcadas.

Paris Hilton (2002)

El mini vestido más brillante, sexy y glamuroso con el que celebró su 21º cumpleaños sigue marcando tendencia: Kendall Jenner lo llevó en 2018 para la misma fiesta

No todos los días se cumplen 21 años, y la heredera hotelera más famosa del globo terráqueo lo demostró con una fiesta por todo lo alto. Esa fue la cita en el que lució el vestido malla pleateado, aquel que sigue siendo el más copiado de la historia: incluso la modelo Kendall Jenner lo llevó en 2018. La pasión de Paris Hilton por las lentejuelas y los detalles brillantes, la llevó hasta el ingenio del modista galés Julien Macdonald, el encargado de la pieza metálica más llamativa y con sello futurista de su infinito vestidor.

Jennifer Aniston (2003)

Inició el famoso escote 'cut-out' que, casi dos décadas después, es supertendencia

Si hay alguien que se ha postulado como 'la mujer por la que no pasa el tiempo', esa es Jennifer Aniston. Su truco de estilo -la de apostar casi siempre por el mismo corte y color- la ha convertido en una de las más sofisticadas del último siglo. Tanto es así que uno de los looks que llevó en 2003 en los Premios SAG... ¡ha vuelto a ser la supertendecia más buscada de la temporada! Se trata de un vestido negro de Armani con originales aberturas en el pecho, un diseño perfecto con el que siempre serás la 'mejor vestida' de la cita.

Angelina Jolie (2012)

El posado más copiado de la historia de Hollywood fue fruto de un impresionante vestido de Atelier Versace

Uno de los ejemplos más sonoros sobre cómo posar en la alfombra roja con estilo, nos transporta directamente a Angelina Jolie y su aparición en la Gala de los Oscars de 2012. Y es que la estrella de Hollywood defendió como una auténtica experta un traje de terciopelo negro de Versace Atelier diseñado especialmente para ella ¡que tenía un fallo de costura! La abertura infinita que dejaba al desnudo sus fibradas piernas, dio la vuelta al mundo, pero tenía una razonable explicación: el vestido tenía mucha tela y pesaba más de lo esperado, ¡de ahí su posado forzado! Una postura que toda aspirante a icono del cine ha reproducido desde entonces.

Jennifer Lawrence (2013)  

Dior firmó el vestido más caro de la historia de los Oscar, con el que Jennifer Lawrence recogió la estatuilla dorada

Todo traje de Alta Costura que pasa por los Oscars y acapara la atención, tiene miles de horas de trabajo detrás. Y el que llevó Jennifer Lawrence en la edición de 2013 -sí, el mismo año que se tropezó en las escaleras del teatro antes de recoger la estatuilla dorada como Mejor Actriz- firmado por Dior se ha convertido en uno de los más aclamados por un motivo: es el más caro de la historia, ¡más de 4 millones de dólares! La propia intérprete confesó en una entrevista que la primera vez que se probó el vestido fue la misma mañana de los premios, un riesgo que terminó en uno de los días y elecciones de estilo más importantes de su vida.

Beyoncé (2015) 

En la Gala MET, apareció uno de los primeros vestidos 'naked' de la década, con pedrería y cristales de colores; un estilo que más tarde llevaría Kim Kardashian

¿Puede ser un vestido delicado y explosivo a la vez? Sí, y Beyoncé lo confirmó en la Gala MET de 2015 con un exclusivo diseño naked confeccionado especialmente para ella con tul y cientos de cuentas de cristales de colores de Swarovski. Un inolvidable diseño creado por obra de la emblemática casa Givenchy y con el que impactó en las famosas escaleras neoyorkinas. Este atrevido estilo que juega con las transparencias y los brillantes ya lo popularizó Cher en el pasado, pero la artista musical ha sido quien le ha seguido la pista muy cerca, igual que otras celebridades como Kim Kardashian, Jennifer Lopez e incluso Rihanna.

Bella Hadid (2016)  

El vestido más sensual del Festival de Cannes de 2016 fue creado por Alexander Vauthier

Todo complicado -pero exitoso- vestido lleva un riesgo considerable, y Bella Hadid sufrió un contratiempo durante su paseo por la alfombra del Festival de Cannes de 2016. Con uno de los trajes rojos más sensuales que ha creado Alexander Vauthier, la modelo según confesó, vivió uno de los momentos más vergonzosos de su carrera cuando el viento levantó su look dejando a la vista de todos los paparazzis su mínima ropa interior. Pero esta anécdota que pasó a ser trendy topic en las redes sociales, le ayudó a afianzar su puesto en la industria para convertirse en lo que hoy es: uno de los rostros más demandados de la pasarela.

Blake Lively (2018)

Los artesanos de Versace necesitaron 600 horas de trabajo para crear el vestido bordado que escogió en la Gala MET

¿Quién dijo que el vestidor de las reinas y princesas no sigue siendo fruto de inspiración? Pues atención, porque uno de los estilismos más recordados de la última década de la Gala MET hace un guiño muy especial a la fotogénica época barroca y ostentosa de las vestiduras. Fue Blake Lively la encargada de acercar al público 'millennial' las maravillas del pasado con un espectacular traje rojo con bordados dorados y más de 600 horas de trabajo en el taller de Versace. El traje era tan voluminoso que la actriz de Gossip Girl tuvo que viajar en un party bus para poder llegar sin ningún imprevisto de última hora al evento más mediático del mundo de la moda.

Kim Kardashian (2019)

Tras 20 años sin trabajar, Thierry Mugler creó este diseño de látex y aplicaciones a modo de 'gotas de agua' con el que Kim rompió todos los esquemas en el mismo evento

Si hay alguien que puede hacer que un diseñador retirado durante más de 20 años vuelva a poner en marcha su taller de costura, esa ha sido Kim Kardashian. La reina de las celebridades americanas rompió todos los esquemas preestablecidos con un impresionante diseño del francés Thierry Mugler creado a partir de látex e incrustaciones a modo de gotas de agua con cristales de Swarovski. Una propuesta ajustadísima y con corsé -muy parecida a la que llevó en otra ocasión Beyoncé- y con la que presumió de sus famosas curvas. Pero atención, porque no es oro todo lo que reluce: en un video demostró lo complicado que era enfundarse en él y si tenía que escaparse al baño... ¡debería contar con la presencia de algunas de sus hermanas!

Kylie y Kendall Jenner (2019)

También deslumbraron en esa cita gracias a plumas, cuentas de pedrería, transparencias y escotes de infarto; un guiño de Versace al icónico personaje de Cher

Si en 2001 Britney Spears llamó la atención con el famoso matching vaquero, las hermanas Kylie y Kendall Jenner tampoco pasaron desapercibidas a su llegada a la cita más importante de la moda en 2019. Con diseños de Versace cargados de detalles como plumas, tul, incrustaciones de pedrería, cristales y delicadas transparencias, se convirtieron en las invitadas más aclamadas de la noche. Dos vestidazos únicos en colores complementarios -violeta y naranja- que recuerdan a la maravillosa estética del cabaret y que recrean un dramatismo muy sensual que marcó un antes y después sobre las escaleras más fotogénicas de la Gran Manzana.