Melania Trump y una 'falsa minifalda', el efecto óptico de su último look

La primera dama estadounidense tiene un truco para estilizar sus piernas al máximo sin necesidad de llevar tacones

by Mara Mariño

Rejuvenecer su estilo parece el objetivo de Melania Trump antes de que termine el año. Tras celebrar la Navidad en Washington, dado que el matrimonio no pudo viajar a la mansión de Florida como estaba planeado por motivos de trabajo, este miércoles viajaron a Iraq para visitar a los militares estadounidenses. Para el acto, la primera dama, conocida por su marcado gusto así como por seguir de cerca las tendencias de cada temporada, escogió un diseño desenfadado con una prenda en amarillo mostaza de Victoria Beckham y unos pantalones en verde botella. El magistral uso que hizo de aquel color block no ha sido el único que nos ha dejado en los últimos días. Este jueves, en su retorno a la Casa Blanca tras el viaje, volvió a optar por combinar dos colores diferentes consiguiendo refrescar su armario en un look con efecto óptico perfecto para quienes quieran estilizar sus piernas tanto como si llevaran minifalda y tacones, pero sin necesidad de ninguna de las dos.

Donald y Melania TrumpVER GALERÍA

El trampantojo creado por Melania Trump hacía parecer que la primera dama lucía un vestido mini, cuando en realidad se trataba de un abrigo de lana cruzado en la parte delantera, un exclusivo modelo en verde botella de Prada (1.450 euros). Como parte de abajo para combinar esta prenda ajustada al talle con un cinturón, Melania escogió un pantalón marrón muy ceñido y bailarinas del mismo tono, un dúo que gracias al monocromatismo estiliza la figura de la esposa de Donald Trump al máximo. El pantalón de Ralph Lauren en cuero daban la sensación de que se trataban de sus propias piernas, un efecto que se potenciaba con las manoletinas de Louboutin, modelo Solasofia, con lazo en la punta.

Melania Trump FinlandiaVER GALERÍA

No es la primera vez que la primera dama escoge esta combinación del pantalón de cuero con las bailarinas del mismo color tostado para uno de sus looks de aeropuerto. De hecho fue una mezcla que escogió el pasado mes de julio a su llegada al aeropuerto de Helsinki durante su visita a Finlandia. Ahora, para sus dos últimos actos post-Navidad, Melania Trump también ha optado por el zapato plano -el miércoles llevó unas botas de cordones de Panama Jack-, lo cual parece confirmar su nueva apuesta por un estilo más joven e informal. Además, su nueva melena más clara y con un peinado más natural apoyan esta teoría.

Más sobre: