Camiseta blanca: El manual de uso para llevar la prenda que nunca falla

Sin apenas haber modificado su estética con el curso de los años, esta pieza de ropa sigue inspirando por doquier. Conoce cómo combinarla esta temporada

Por Rebeca Domènech

Que al conversar alrededor de la camiseta blanca nos invada la mente –de forma casi inmediata– el concepto de lienzo en blanco no es casualidad. ¿Existe alguna pieza de ropa más sencilla y fácil que la misma? La atemporalidad que define a dicha pieza ha provocado que podamos adaptarla con suma exquisitez a todo tipo de estéticas, sin importar el año o la estación en la que nos hallemos. Si echamos la vista atrás y nos sumergimos en las construcciones protagonizadas por la camiseta blanca a lo largo de las décadas, daremos con estilismos construidos de la mano de leyendas como Jane Birkin y Brigitte Bardot, dos iconos que caerían igualmente rendidas ante las variantes actuales, pues apenas han sufrido modificaciones en su apariencia.

VER GALERÍA

Las celebridades se rinden ante la sastrería que revolucionó los años 90

Zapatos y sandalias T-Bar, el calzado que impera en el asfalto

Asimismo, se trata de una creación que si bien puede ser adquirida por toda la población, también ha sido (y sigue siendo), en ocasiones, objeto de culto. El carácter camaleónico que caracteriza la camiseta blanca ha desencadenado que, en algunos períodos de la historia de la moda, devenga sinónimo de buen estatus. ¿Quién no recuerda a las celebridades más codiciadas defendiéndolas junto a vaqueros en la década de los 90? Se trata de una alianza que continúa latente a día de hoy y que irrumpió en el asfalto gracias a diseñadores como Calvin Klein o Ralph Lauren.

Además del formato manga corta, debemos recordar, de igual forma, el tank top, la tradicional camiseta blanca de tirantes que ha logrado catapultarse como uno de los artículos de lujo más deseados de la industria. Firmas como Prada o Loewe se esconden detrás de la infinidad de conjunciones que se pueden avistar en el street style de las grandes capitales de la moda, pues múltiples precursoras de estilo están sucumbiendo ante atuendos de acento noventero protagonizados por las mismas en esta primavera-verano 2022.

La camiseta básica que ha unido a Kaia Gerber, Jennifer Lawrence y Pauline Ducruet

Kaia Gerber

La modelo e intérprete estadounidense es fiel embajadora de la estética noventera, por lo que no es de sorprender que haya sido observada por la ciudad de Nueva York enfundada en piezas que nos devuelven, directamente, a los años 90. No es la primera vez que presenciamos a la natural de Los Ángeles portando la clásica camiseta blanca de tirantes. Aún así, esta vez no la ha combinado con sus jeans favoritos, sino con pantalones cargo. La prenda que se caracteriza por contar con bolsillos laterales, tener una silueta ancha y estar teñida en tonalidades army está, de nuevo, en auge. Figuras como Jennifer Lopez, Bella Hadid o Kim Kardashian se han declarado, en alguna ocasión, fieles amantes de los mismos y figuran hoy, junto a Kaia Gerber, entre las mejores musas de estilo para lucirlos de manera inequívoca.

VER GALERÍA

Camisas y blusas de mangas abullonadas, la creación romántica que sigue en lo más alto

Jennifer Lawrence

La protagonista de Los juegos del hambre fue presenciada junto a su marido Cooke Maroney en la Gran Manzana. La pareja, que decidió ir de brunch, no pasó desapercibida por las calles de Nueva York. La intérprete acaparó las miradas de los fotógrafos a pie de asfalto con una apuesta estilística sencilla e infalible a partes iguales. La misma combinó una camiseta blanca de manga corta y cuello redondo con unos pantalones de pinzas, de perneras extremadamente amplias y cinturón añadido. Ambos artículos fueron aunados a unas sandalias planas de color negro.

VER GALERÍA

Pauline Ducruet

Montecarlo acogió en la jornada de ayer la gala contra el SIDA. La cita contó con la presencia de Estefanía de Mónaco y sus tres hijos: Louis Ducruet, Pauline Ducruet y Camille Gottlieb. La hija mayor aprovechó la ocasión para mostrar cómo de acertado puede resultar un estilismo informal. La misma defendió una camiseta básica de manga corta y unos pantalones de mezclilla de pernera ancha. Ambas prendas fueron elevadas al siguiente nivel con la suma de un cinturón rojo, un pañuelo anudado en la muñeca y unos stilettos negros.

VER GALERÍA