Los días de supermodelo de Nicole Kidman en París

La magnética y legendaria intérprete se ha erigido protagonista con apuestas de impacto en las jornadas de la Alta Costura parisina

Por Rebeca Domènech

La presencia de la intérprete y productora australiana-estadounidense en la Semana de la Alta Costura de París ha resultado ser una grata sorpresa. Porque lo cierto es que aunque es una de las celebridades más esperadas en las alfombras rojas de alrededor del planeta, no es tan habitual observarla enfundada en auténticos estilismos de gala en actos organizados por la industria de la moda. Cuando la cantante, ya aterrizada en la capital francesa, fue observada saliendo de los cuarteles de la maison Balenciaga tras un fitting con la firma se sospechó que la estrella podría no haberse sumado a la lista de celebridades asistentes a las presentaciones Haute Couture en calidad de invitada, sino que podría debutar como modelo. Y así sucedió, además, junto a otros rostros sumamente conocidos como Dua Lipa, Kim Kardashian y Naomi Campbell.

VER GALERÍA

El desfile de las estrellas: así ha sido el 'show' de Alta Costura más viral

North West o cómo reinar en la Semana de la Alta Costura con un estilo particular

Un desfile que estuvo dividido en dos partes. En la primera, pretendiendo transportar a los espectadores a un futuro absolutamente tecnológico, las personas que caminaron se presentaron totalmente anónimas con el rostro cubierto con cascos negros esmaltados que impedían identificar a las portadoras. En la segunda, algo cambió. Fue el turno de las figuras más influyentes del momento. Lipa, Kardashian, Campbell y Kidman portaron atuendos que hacían mirar hacia atrás, homenajeando al fundador de la casa con vestidos de ensueño. Nicole Kidman, por su parte, deslumbró con un vestido drapeado con cola en color plateado que acaparó las miradas de todos los presentes.

El atuendo que vistió la protagonista de Boy Erased en el desfile del diseñador Demna Gvasalia no fue el único con el que abanderó la faceta más rompedora de la mujer contemporánea, pues tuvo la oportunidad de ofrecer cátedras de estilo, también, con otros tres estilismos.

Así se adueñó de las calles parisinas Nicole Kidman

Salida del fitting de Balenciaga

En la jornada del día 5 de julio, Nicole Kidman fue avistada saliendo de un fitting de la maison Balenciaga. Para la ocasión, la intérprete se enfundó en un body negro de manga larga completamente ceñido que combinó con unos pantalones de mezclilla boyfriend y un bolso negro. Asimismo, completó el estilismo con un elemento que es seña de identidad de la casa de moda: las gafas pantalla de inspiración futurista que cubrían la mitad del rostro de la productora. Un look construido acorde al espíritu de la compañía y de su director creativo.

VER GALERÍA

Salida tras el show de Balenciaga

Lo cierto es que no es la primera vez que Nicole Kidman desfila para una firma de dicho calibre, pues se subió a pasarela de la mano de Chanel en el año 2005. Sin embargo, nunca antes lo había hecho con Balenciaga. Tras la presentación de Alta Costura de la casa de moda, Kidman salió del lugar acompañada por su marido, el cantante australiano Keith Urban, y aprovechó para encontrarse con todos aquellos que la esperaban esperando. Una vez más, el look que llevó no pasó desapercibido. La construcción estaba compuesta por una blusa de seda con lazada, una falda midi negra con estampado de cocodrilo y zapatos de tacón, todas ellas prendas pertenecientes a la colección Resort 2023 de la marca.

VER GALERÍA

Eiza González o cómo portar un vestido floral con suma exquisitez en París

Cena organizada por la maison

La jornada del 6 de julio terminó con una cena organizada por Balenciaga. Una velada que volvió a reunir a las modelos que observamos sobre la pasarela. Para dicho acto, Nicole Kidman brilló con mayor ímpetu que nunca portando una creación de Balenciaga Couture. Un minivestido negro de lentejuelas con una larga cola de tul que figura como parte de la colección de Alta Costura 2021.

VER GALERÍA