lara-tiffany-trump-looks

Los vestidos de Tiffany y Lara Trump que no habíamos visto en el Palacio

por Geraldine Eledon

¡Ivanka no fue la única Trump en brillar en el Palacio de Buckingham! Así lo demostraron Lara y Tiffany Trump, quienes también asistieron al banquete de Estado que la Reina Isabel II preparó en honor a la visita de Donald Trump en donde ambas optaron por sus looks más elegantes.

La primera en llegar fue Lara, quien posó junto a su esposo Eric Trump antes de entrar al Palacio. La socialité de 36 años eligió un vestido strapless blanco con detalles florales y una cinta a la cintura de Monique Lhuillier, el cual resaltó su figura estilizada, elegancia así como pancita -al estar en su segundo embarazo-.

laraVER GALERÍA

"Gracias a su Majestad por una noche verdaderamente mágica", comentó en la foto que compartió en Instagram, la cual ganó más de 33 mil ‘me gusta’, y en la que también reveló los accesorios con los que coordinó su look: un collar de perlas discretas así como guantes blancos.

Y aunque la mayoría de las Trump eligieron looks en tonos pastel o blanco, Tiffany fue quien más se arriesgó al elegir un vestido rojo rubí con escote bajo los hombros y flores 3D de Suzie Turner, diseñadora británica quien publicó varias fotos del look de la hija del Presidente de Estados Unidos junto a sus hermanos.

tiffanyVER GALERÍA

Notas relacionadas:

 

“Tan honrada de crear un vestido de Alta Costura por la bella Tiffany para su visita de Estado al Palacio de Buckingham. ¡Amé cada minuto en el que diseñé contigo, Tiffany! El vestido de gala rojo rubí de seda y organza, adornado con cristales de Swarovksi y flores hechas a mano, con capullos individuales adornados con Swarovski”, comentó la diseñadora.

Al final, la familia Trump creó una postal única en la que también aparece Donald Trump Jr., Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner, luciendo de lo más felices fuera del Palacio en esta visita que sin duda nunca olvidarán.

familiaVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.