¡Antes muerta que sencilla! Rihanna y lo que sufrió con su look de la Met Gala

by Geraldine Eledon

Con tal de ser la mejor vestida… ¡el sufrimiento es lo de menos! Al parecer así pensó Rihanna del look que usó en la pasada Met Gala 2018, el cual a pesar de hacerla lucir espectacular -aparentando que era una pieza muy fácil de llevar-, la cantante por fin se sinceró con todo lo que tuvo que pasar para arrasar en este evento tan especial.

Y es que el look gris pálido con joyas, incrustaciones y bordados que Maison Martin Margiela creó especialmente para ella, resultó ser un acierto para brillar en la gala -pero no para su comodidad-, esto al tener todo tipo de joyas y perlas tanto en la capa como en el mini vestido y la mitra gigantesca que portó con mucho orgullo la cantante de 30 años. “Estaba muy pesado. Cada paso era una sentadilla. Prometo que mi trasero aumentó esa noche", bromeó a ET.

¿Lo bueno? Es que a pesar de darse cuenta del peso de dicha pieza en sus pruebas de vestimenta -y estar a punto de cambiarlo por una opción menos incómoda-, Rihanna decidió aventurarse y llevarlo por las escaleras de la gala, algo de lo que no se arrepiente -ni se arrepentirá-.

“No tuve otra opción que no fuera tan sencillo. También de Margiela, pero sentí que era un insulto a la gente que se sentó y bordó el look entero decirles 'No, pongan eso en los archivos. Era tan bueno que no podía decirle que no", agregó la famosa. El resultado es que tanto fans de la rapera como críticos de moda aplaudieron la atrevida pero monumental y dramática elección, esto al ir acorde a la temática de la velada: la cual se celebró bajo el concepto de "Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica".

Y a ti, ¿te gustó su look?

Más sobre: