Horóscopo / Astros del mes

por Vicente Cassanya

por Vicente Cassanya

EL SOL

El astro rey continúa, tras haber pasado el Solsticio, en el signo de Cáncer hasta el día 22, por lo que hay que hablar de un tiempo que exige una gran atención a los asuntos de la vida familiar y la vida íntima, así como a todo cuanto tenga que ver con el hogar o la vivienda. Recordemos que el guerrero Marte también está pasando por este mismo signo, lo que confiere carácter de urgencia a todos estos asuntos.

A partir del día 22, ya en Leo, el Sol marca la premura de la autoafirmación, sobre todo si tenemos en cuenta que seguirá acompañado de Marte, que habrá pasado también de Cáncer a Leo, al igual que el astro rey. Un tiempo para potenciar el valor personal y la propia identidad. Sin embargo, mucha atención al orgullo que puede causar problemas y herir muchas sensibilidades.

MERCURIO

Los seis primeros días del mes aún estará en el signo de Cáncer. Aquí el planeta de la razón obliga a pensar en clave familiar o de clan, por lo que habrá que cuidar mucho la forma de comunicarse en la intimidad.

Después, estará en Leo del 6 al 25, acompañado, además, de muy buenos aspectos con otros planetas. Algo muy importante si tenemos en cuenta el toque de mimetismo que tiene el planeta. Esto favorece el pensamiento creativo y la fuerza de la imaginación aplicada a cuestiones de tipo práctico.

Los últimos días del mes, ya en Virgo, ocupa uno de sus domicilios, lo que favorece el pensamiento crítico y analítico, así como la atención y la importancia de lo detalles.

VENUS

Los cinco primeros días del mes el planeta de la belleza continuará en Tauro. Esto ahonda en el hedonismo y centra los deseos personales en construir comodidad o seguridad. También potencia todo lo relacionado con el arte, la belleza o el bienestar. Se busca el amor consistente, nada frívolo. El sentido de la realidad y la razón toman el mando en la escala de valores.

El resto del mes estará en Géminis, invitando a disfrutar de los viajes y actividades culturales. La comunicación y los estudios o lugares de aprendizaje pueden servir como catalizadores para avivar los sentimientos y las emociones. Sin embargo, sus aspectos con otros planetas pueden generar confusión en las relaciones personales, a las que convendrá poner un filtro de razón.

MARTE

Marte continuará en Cáncer, donde entró el pasado mes, hasta el día 20. Así que seguirá centrando los debates, las prisas, las urgencias y los desafíos en el hogar y los asuntos familiares. Las emociones, las sensaciones y las atmósferas condicionarán las acciones y la capacidad de luchar por lo que queremos. Para Aries, Cáncer, Libra y Capricornio representa un tiempo de tensión, de cierta urgencia o retos que convendrá asumir para que esas energías no desemboquen en conflictos.

El resto del mes estará en Leo, potenciando la necesidad de relevancia. Bien llevado, es momento de potenciar el propio poder, con nobleza y confianza. Mal llevado, en cambio, puede arrastrar hacia el orgullo, el ego o las imposiciones.

LA LUNA DE JULIO

Día 1. Luna en Libra. Acompañada de cambio de fase a Luna Creciente, supone un empuje para fomentar las relaciones personales y las actividades de tipo artístico o social. Buena ocasión para renovar planes familiares.

Día 2. Luna en Escorpio. Siempre profunda, esta luna aboca a ahondar en todo. Las cuestiones emocionales, pasionales y sexuales elevan su tono.

Día 5. Luna en Sagitario. Tiempo de buscar formas de superarse en asuntos laborales o en la organización de la vida cotidiana. Los detalles pueden conducir a grandes logros.

Día 7. Luna en Capricornio. Una Luna que acabará en fase de Luna Llena siempre advierte sobre la necesidad de armonizar el consciente con el inconsciente. De lo contrario, puede haber grandes conflictos emocionales.

Día 10. Luna en Acuario. La renovación constante y la revisión de ciertas cosas que se dan por sabidas puede llevar a la regeneración. Tiempo apropiado para resolver asuntos del pasado.

Día 12. Luna en Piscis. Una Luna que favorece el desarrollo espiritual, pero que advierte de que eso no logra soñando, sino con la realización personal.

Día 15. Luna en Aries. Unos días que empujan a una nueva impronta, pero que convendrá controlar, pues su cambio de fase Menguante aconseja conservar las energías.

Día 17. Luna en Tauro. Días apropiados para disfrutar de buenas compañías y para cultivar las alianzas duraderas.

Día 19. Luna en Géminis. En ocasiones es necesario saber acallar la mente, ya sea a través de la meditación, el aislamiento o el relax. Estos son unos de esos días.

Día 21. Luna en Cáncer. Los recuerdos y anhelos pueden agolparse por estas fechas. Pero hay que saber elegir hasta qué punto quedarse en ellos.

Día 23. Luna en Leo. Una Luna que coincidirá con la Luna Nueva, señalando días clave para trazar y empezar nuevos planes personales.

Día 25. Luna en Virgo. Tiempo de poner atención en los detalles y de saber elegir cuáles son los elementos que más nos importan. Hay que ser prácticos.

Día 27. Luna en Libra. Luna que favorece las buenas costumbres, los modales y la capacidad de sopesar pros y contras en las relaciones personales.

Día 30. Luna en Escorpio. Una Luna que coincidirá con el cambio de fase a Cuarto Creciente, que hará necesario contrastar los deseos o necesidades personales con los familiares.