La demanda civil en contra de Pablo Lyle y su cuñado, Lucas Delfino, ha dado un nuevo giro

Una nueva victoria de suma a este proceso, según fue confirmado tras la realización de una audiencia

Por Javier Garibay

Mientras Pablo Lyle enfrenta su sentencia de cinco años en prisión y ocho más en libertad condicional en Miami, la familia de Juan Ricardo Hernández, el hombre que falleció días después del altercado vial, ha interpuesto una demanda civil en la que también se involucra a Lucas Delfino, cuñado del actor, pues este era quien conducía el vehículo del que descendió el intérprete. Ante este nuevo procedimiento jurídico, la defensa de Delfino ha logrado una victoria, al deslindar de cualquier responsabilidad a su cliente, quien según los abogados no podía tener ningún control sobre las decisiones que tomó en su momento el protagonista de la película Mirreyes VS Godínez, que sigue haciendo todo lo posible para reducir su condena.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Fue a través del programa televisivo El Gordo y la Flaca en donde se dio detalle de lo ocurrido ante la presentación de esta demanda, en la cual los familiares del fallecido solicitan les sea resarcido el daño por la muerte de su familiar con una compensación económica. “Ellos quieren una indemnización por daños, perjuicios que tuvieron por la muerte de su padre y de su familiar. Ellos dicen que han gastado muchísimo en servicios funerarios, que han gastado muchísimo en servicios psicológicos y han tenido que cambiar de trabajo. La esposa, la pareja del señor Hernández, por ejemplo, no ha podido volver a trabajar, entonces están pidiendo una indemnización alta…”, señaló la periodista Tanya Charry, quien ha dado cobertura al caso.

En ese espacio, se especificó que la única razón por la que se quería involucrar a Lucas Delfino es porque él es el que tiene dinero y propiedades en Estados Unidos, lo que permitiría a los demandantes obtener la cantidad monetaria definida por la corte. Pablo no trabaja desde hace algunos años y recibe apoyos de donativos de obras benéficas. “Hoy hubo una audiencia muy importante y el juez le dijo al abogado de Lucas Delfino que no podían involucrarlo. La defensa de Lucas Delfino está diciendo: ‘Yo no puedo controlar lo que hizo mi cuñado… Entonces por eso no puedo estar involucrado’. Una victoria para Lucas Delfino, quien definitivamente no va a estar involucrado…”, agregó.

¿Qué pasará con la demanda?

Aunque se ha confirmado que Lucas Delfino está deslindado de cualquier responsabilidad, la demanda continúa para Pablo Lyle, por lo que prevalece la incertidumbre de lo que pudiera llegar a ocurrir próximamente, tomando en cuenta la difícil situación económica por la que atraviesa el actor. “No sabemos ahora, si ganara la demanda civil la familia del señor Hernández, de dónde sacaría el dinero que debería pagarles Pablo Lyle, porque ellos aspiran a que sean varios miles de dólares para ellos”, aseguró la periodista ante las cámaras del programa de espectáculos, que ha dado seguimiento al caso desde el inicio.

Recordemos que en días pasados, se dio a conocer que, a través de un juez de apelación, se emitió una orden firmada en la que este solicitó el apoyo federal en el caso, dejando en manos de las autoridades migratorias el futuro de Lyle. Debido que los abogados del actor han sido herméticos sobre este procedimiento, la experta en leyes, Sandra Hoyos, expuso las posibilidades a las que podría enfrentarse el actor. “Pablo Lyle está siendo transportado o procesado por la corte de inmigración, lo más probable, en vista de que han emitido una orden de colaboración con los federales, es que lo recojan y sea deportado a México”, dijo la abogada a las cámaras del Al Rojo Vivo, de la cadena Telemundo. “En el momento en el que Pablo Lyle sea deportado a México, no es absolutamente necesario que termine la condena en México, recordemos que la jurisdicción pasa a México y en cualquier momento puede ser deportado de los Estados Unidos a México y llegando a México, es más probable que no, que no tenga que cumplir la sentencia”, agregó.