Como nunca, Ale Capetillo habla de los haters: 'La incongruencia en un ser humano...'

Por Gabriela Cortés

Heredera indudable de la belleza y carisma de su madre, Alejandra Capetillo se ha mostrado decidida a seguir su propio camino, fue por eso que hace más de un año decidió emprender la aventura más desafiante de su vida. La hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo dejó su hogar en México para iniciar una nueva vida en España, una experiencia que no ha sido nada fácil, pero que le ha traído grandes enseñanzas, además de que ha propiciado que conozca personas especiales, como su novio Nader. Así como lo hacía antes de cruzar el Alántico hace más de un año, la joven ha usado sus redes sociales para compartir con sus seguidores detalles de su vida ahora, consejos de moda y belleza, anécdotas y también algunas reflexiones personales. Sin embargo, aunque ella ha propiciado una comunicación sincera y positiva, eso no ha impedido que algunos usuarios emitan críticas y comentarios negativos, tema en el que ella había preferido no prestar mucha atención. Pero ahora, Ale ha querido hablar al respecto, y ha expresado su opinión sobre aquellas personas conocidas en el mundo digital como haters.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Como cada semana, Ale se conecta con sus seguidores vía Instagram para compartirles sus vivencias, y en esta ocasión quiso hacer una reflexión precisamente sobre el tema de los haters, aunque no reveló si esta decisión fue motivada por alguna situación reciente en específico. "Me he dado cuenta, cada vez más, de este patrón que he visto que de verdad me trauma, o sea, la incongruencia en un ser humano", comentó la joven de 22 años a inicio de los videos que publicó en sus Stories. "Las acciones que hacemos como seres humanos tienen que ser coherentes con lo que proclamamos o con lo que decimos en la vida", agregó. "He encontrado un patrón que de verdad a mí me trauma, porque es incongruencia pura y me gusta reflexionar sobre estos temas porque digo: 'Dios Santo, cómo puede ser esto', tan claro y tan obvio que no nos damos cuenta", continuó, dejando ver su incredulidad ante el hecho de que haya quienes se tomen el tiempo para expresar comentarios negativos e hirientes en redes sociales.

VER GALERÍA

Ale detalló cuál ha sido el común denominador que ha encontrado entre sus haters, pero también lamento el que se normalice que existan estas figuras. "Yo llevo, cuatro, cinco años pública y de esos cuatro cinco años es lógico que he tenido haters, es normal, y odio también que lo veamos como algo normal...", comentó. "Y siempre en todos esos haters he encontrado un patrón, cuando estoy aburrida y veo un comentario feo o un mensaje feo, me pongo a pensar, porque como yo no entiendo la mente de un hater para comentar esas cosas, digo es que a quién se le ocurre escribir esas cosas, y le pico al perfil y siempre, el patrón que he encontrado en los haters que yo he visto sus perfiles, siempre su perfil proclama bondad, sigue a Dios, sé bueno...", contó. Y fue ahí donde la joven resaltó la falta de congruencia de estas personas: "Cómo tu perfil puede proclamar tantas cosas bonitas, tanta bondas, frases de Dios y que sé bueno y Dios va a ser bueno contigo, pero al siguiente día estás comentando 'estás horrible, muérete', a una persona que ni conoces", expuso. 

Alejandra reiteró que este tipo de situaciones llaman mucho su atención, pues admitió que no entiende cómo puede ir una cosa de la mano con la otra: "¿Soy yo o esto es incongruencia?", dijo. "Es que se los juro, es el 99% de mis haters, cuando le he picado al perfil, en todos los perfiles es eso: 'Bondad, bondad, bondad', y su comentario hacia mí es 'estás horrible, te odio'", señaló. La joven puso cuestionó la forma de actuar de estas personas. "De verdad no entiendo, porque si me estás comentando eso a mí que yo ni los conozco, qué saldrá de su boca de gente que sí conocen y que no les cae bien", señaló.

VER GALERÍA

Su reflexión ante este tipo de situaciones

La joven opinó que ve muy bien que la gente comparta mensajes positivos en sus redes sociales, pero destacó que las acciones deben de ser coherentes con las palabras. "Qué padre que proclames eso, y compartamos cosas tan buenas, pero si tus acciones no hacen match on lo que dices, ¿de qué sirve?", comentó, y aseguró que para ella, es la forma de conducirse y de tratar a los demás es la que define qué cosas se obtendrán de vuelta. "Y después nos qujamos de por qué la vida no está siendo buena con nosotros 'si yo estoy proclamando tanta bondad, por qué la vida no está siendo buena conmigo'. Nos empezamos a quejar de por qué nuestro alrededor es tan malo... Pues porque tus acciones, que es lo importante aquí, no hacen match con lo que dices, después no nos podemos quejar", concluyó. 

VER GALERÍA