Finnegan y Maisy Biden, las 'primeras nietas' que han brillado en España

Las nietas de Joe y Jill Biden han acompañado a la pareja presidencial estadounidense en la 23° cumbre de los líderes de la OTAN

Por Carolina Soto

La Madre Patria se ha convertido en el escenario del encuentro de los líderes de la OTAN. Con una locación inmejorable, los mandatarios de distintas naciones se han encontrado en una serie de importantes reuniones, mientras que sus parejas han tenido sus propias actividades. La Reina Letizia ha sido la mejor anfitriona para el Club de las Primeras Damas que en esta ocasión ha entrado en sesión con distintas visitas y actividades encabezadas por la esposa del Rey Felipe. Pero entre las parejas de los mandatarios ha destacado la presencia de dos jovencitas y es que Joe y Jill Biden han realizado el viaje con todo y sus nietas. Es bien sabido que la pareja presidencial estadounidense es especialmente cercana a sus nietos y en esta ocasión, han aprovechado las vacaciones universitarias de Finnegan y Maisy para que los pudieran acompañar en este viaje cultural en el que no solo han sido espectadoras, sino que han participado en las actividades organizadas para los invitados especiales.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La reina Letizia y Jill Biden, acompañada de sus nietas, se interesan por los refugiados ucranianos que huyen de la guerra

Jill Biden se va de compras con sus nietas por la Milla de Oro de Madrid

La primera aparición que alertó de la presencia de las chicas fue en el primer encuentro de Jill Biden con la Reina Letizia en Pozuelo de Alarcón, en donde tuvieron la oportunidad de recorrer un centro de atención, acogida y derivación de refugiados ucranianos. Si bien, su abuela y doña Letizia llevaban la batuta de esta visita, las chicas de 21 y 22 años se mostraban interesadas en todo lo que se hacía en el lugar y cumplían con la sobriedad del evento. El saludo efusivo que han dado a su anfitriona ha dejado claro que las chicas son dignas representantes diplomáticas de su familia y que a pesar de su corta edad, al haber crecido bajo la mirada pública están acostumbradas a este tipo de apariciones.

Que si ya habían hecho el viaje del otro lado del mundo, no todo podía ser trabajo. Jill y sus nietas fueron capturadas en una tarde de compras por la Milla de Oro revolucionando las calles de Madrid con su equipo de seguridad. Esto ha dejado clara la cercanía que la primera dama estadounidense tiene con las chicas, con quienes no es raro verla conviviendo como parte de su día a día.

VER GALERÍA

La tropa Biden al completo celebra al nuevo mandatario estadouniense

La visita a Segovia y una cena muy especial

Pero, si se pensaba que una vez comenzada la cumbre, las chicas tomarían un papel secundario, la realidad es que Jill las ha querido incluir en las actividades programadas para las parejas de los mandatarios. Como invitadas especiales del Club de las Primeras Damas, Finnegan y Maisy no se perdieron este miércoles la visita que la Reina Letizia preparó hacia Segovia. Las chicas se mostraron encantadas con la ciudad medieval y no solamente se hicieron sus propias fotografías en el lugar, sino que también formaron parte del retrato del paseo con el resto de los invitados especiales en el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso. La visita a la Fábrica Real de Cristal, así como la comida en el restaurante NuBel fueron algunas de las paradas que el grupo realizó en este día.

Pero la agenda de las chicas Biden no acabó ahí, por la tarde madrileña, Maisy y Finnegan acompañaron a su abuelo a la cena que el mandatario español Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, ofrecieron en el Museo del Prado. La cita que contó con la presencia de todos los mandatarios invitados y sus respectivas parejas, ha sido una de las ocasiones más formales en las que las chicas han participado desde la llegada de su abuelo a la Casa Blanca, una situación que no suele verse en este tipo de compromisos con fuertes dispositivos de seguridad y diplomáticos.

VER GALERÍA