Fernanda Castillo celebra sobre su hijo Liam: 'Hoy se gradúa de la terapia'

La actriz compartió que su pequeño Liam concluyó la terapia que inició debido a su condición severa de frenillo lingual

Por Gabriela Cortés

En diciembre del 2020 la vida de Fernanda Castillo cambió por completo pues, luego de una larga y dulce espera, debutó al fin en la maternidad. La actriz y Erick Hayser le dieron la bienvenida a su pequeño Liam, a quien ya esperaban ansiosos y llenos de ilusión. Si bien la nueva mamá enfrentó una situación delicada de salud tras el nacimiento de su bebé, las alegrías y momentos de plenitud desde entonces han superado por mucho aquella situación vivida. La intérprete, quien ya ha podido retomar su carrera en la actuación con una exitosa obra de teatro, acaba de dar a conocer la situación médica que su hijo enfrentaba y por la que tuvo que iniciar un proceso de terapia que ha concluido satisfactoriamente.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Fernanda tomó sus redes sociales para compartir que su pequeño presentaba una condición de frenillo lingual, razón por la que tuvo que acudir con especialistas. "Hoy Liam se gradúa de su terapia...", escribió en sus Instagram Stories etiquetando a la clínica del lenguaje y terapia física a la que llevó a su hijo. "Su ayuda ha sido detreminante para que él haya podido superar todas las dficultades después de tener una condición severa de frenillo lingual", explicó en su post, el cual acompañó de un breve video en el que se ve al niño sentado en una sillita e interactuando con una terapeuta, al parecer en una dinámica de identificación de colores. Firme en su postura de proteger la privadidad de su nene, la actriz prefirió ocultar su rostro, aunque eso no fue impedimento para notar lo grande que y lindo que está.

VER GALERÍA

"Hoy come y habla sin ningún problema", agregó la estrella de Dulce familia, agregando un emoji de manos levantadas en señal de celebración. En su publicación, Fernanda exprespo su sincero agradecimiento a aquellas personas que atendieron a su pequeño. "Gracias por cuidar tanto a Liam y por sus atenciones siempre, ¡las vamos a extrañar!", expresó en su post, etiquetando además a la doctora, terapeuta y el demás personal que participó en el proceso de su hijo.

Fernanda ha expresado en más de una ocasión lo feliz y plena que se encuentra como mamá. “Es cierto que hasta que eres madre entiendes la plenitud del amor completo e incondicional que no cambia, que nunca se acaba”,confesaba en marzo en entrevista para el diario El Universal, detallando que su faceta de madre ha cambiado por completo su perspectiva respecto a su carrera.  “Actualmente quiero elegir muy bien mis proyectos”, explicó entonces la actriz. "Estoy en un momento en que las prioridades han cambiado para mí y dejar unas horas a mi chiquito para poder crear tiene que ver en que creo mucho en esta historia, en la fuerza que tiene y que vale la pena, es lo que quiero enseñarle a mi hijo: que hay que luchar por los sueños", agregó.

VER GALERÍA

¿Qué es la condición con la que nació Liam?

De acuerdo al blog de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (National Library of Medicine), la anquiloglosia, conocida comúnmente como frenillo lingual, se presenta cuando la parte de abajo de la lengua está pegada al piso de la boca, lo cual dificulta la capacidad para mover libremente la punta de la lengua. "La lengua va pegada al fondo de la boca por una banda de tejido llamada frenillo lingual. En personas con anquiloglosia, esta banda es demasiado corta y gruesa. Se desconoce la causa exacta de la anquiloglosia. Los genes pueden desempeñar un papel. El problema tiende a ser hereditario en algunas familias", explica la publicación. En esta entrada, la enciclopedia médica detalla que los síntomas en un recién nacido o un bebé son similares a los presentados en pequeños con niños con problemas con la lactancia materna, como la irritabilidad, el poco aumento o pérdida de peso, problemas para sujetarse al pezón, y cuando son un poco más mayores, dificultades del habla o la pronunciación. 

Dicho sitio explica además el tratamiento quirúrgico no es siempre necesario en todos los casos de anquiloglosia. "La mayoría de los problemas de lactancia se pueden manejar fácilmente. Una persona que se especializa en la alimentación con leche materna (experto en lactancia) puede ayudar con las cuestiones de la lactancia. La cirugía para la anquiloglosia, denominada frenotomía, es necesaria en pocas ocasiones. La cirugía consiste en cortar y liberar el frenillo pegado bajo la lengua", agrega.

VER GALERÍA