Kim Kardashian y la razón por la que afirma no dañó el vestido de Marilyn

Por Ricardo Vidal

Sin duda alguna, uno de los looks de Kim Kardashian que pasarán a la historia fue el que lució durante la edición 2022 de la Met Gala. Y es que la socialité impactó a todos al desfilar por la icónica escalinta del Museo Metropolitano de Nueva York usando el mismo vestido que Marilyn Monroe usó en 1962 cuando le cantó al presidente John F. Kennedy el Happy Birthday, y que actualmente se encuentra bajo resguardo del museo Ripley Believe it or not, quien prestó la histórica prenda para esta ocasión. Como era de esperarse, la elección de atuendo de Kim causó polémica, pues varios expertos en moda se pronunciaron en contra de esta acción, al considerar que se puso en riesgo una pieza de valor histórico solo para este evento. De hecho, en las últimas semanas surgieron algunas versiones y fotografías en internet en el que supuestamente se apreciaría el desgaste que sufrió el vestido al ser usado por Kim, quien incluso fue acusado de haber roto la prenda, por lo que un representante del muso tuvo que salir a desmentir estas versiones, al asegurar que la prenda presenta ese desgaste debido al paso del tiempo, sin que los fans de la mítica actriz quedaran conformes. Es por eso que la integrante del clan Kardashian se ha tomado el tiempo para aclarar la situación, explicando cómo fue todo el proceso para que ella pudiera portar el icónico vestido y la forma tan cuidadosa en la que se trató la pieza.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

En una reciente entrevista con Today, Kim habló de su momentazo en la alfombra roja de la Met Gala y se refirió a la polémica que ha girado en torno a su elección de atuendo para aquella noche, dejando en claro que todo se trató de un sentido homenaje a Monroe y a la moda americana. “La respeto (a Marilyn). Entiendo cuánto significa este vestido para la historia de Estados Unidos y con el tema (de la Met Gala) siendo estadounidense, pensé qué es más estadounidense que Marilyn Monroe cantando Happy Birthday al presidente de los Estados Unidos”, expresó la hija de Kris Jenner.

Kim ahondó más en el tema y reveló cómo fue el proceso al que se tuvo que someter para poder portar el vestido, dejando en claro que todo se hizo con extremo cuidado y con ayuda de personas expertas en el tema. “Fue todo un proceso. Me presenté a la alfombra roja en bata y pantuflas y me puse el vestido en la parte inferior de la alfombra, subí las escaleras. Probablemente lo tuve puesto durante tres minutos o cuatro minutos, y luego me cambié en la parte superior de las escalinata", explicó.

Al ser cuestionada directamente sobre si era verdad que había roto el vestido, Kim Kardahsian fue tajante, dejando en claro que nada de lo que se ha dicho es cierto, pues todo se hizo tan cuidadosamente, que no había forma de que ocurriera un accidente. “No… Ripley (y yo) trabajamos muy bien juntos. Había personas manipulando el vestido con guantes y ellos me lo pusieron”, agregó.

El cambio de vida que hizo para poder lucir el vestido de Marilyn

En la misma entrevista, Kim Kardashian reconoció que para poder lucir el increíble vestido de Moroe, tuvo que hacer un cambio en su estilo de vida, el cual ha conservado después de haber acaparado las miradas en la Met Gala. “Eliminé tanta azúcar, mucha comida chatarra que estaba comiendo. Simplemente cambié por completo mi estilo de vida”, señaló la socialité, asegurando que desde que hizo ese cambio ha continuado perdiendo peso. “He bajado 21 libras (casi 10 kilos) ahora. No estoy tratando de perder más peso, pero tengo más energía que nunca”, agregó.