Érika Zaba comparte la difícil situación que vivió en su embarazo

La cantante permaneció en terapia intensiva

Por Javier Garibay

Uno de los mayores sueños de Érika Zaba era el de convertirse en mamá. Fue así como de la mano de su esposo, Francisco Oliveros, logró hacer realidad este anhelado momento, el cual compartió con todos sus seguidores. Por esos días de noviembre de 2019, el orgulloso papá tomó sus redes sociales para anunciar el nacimiento del bebé, al cual decidieron llamar Emiliano. Lo cierto es que para la integrante de OV7 no fue sencillo enfrentar las condiciones del parto, pues según revela atravesó por un momento de salud por el que tuvo que ser atendida de emergencia. Como pocas veces, ella habló de este episodio durante una plática con Mariana Ochoa, confesando cuáles fueron los motivos para mantener bajo estricta discreción ese suceso.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

En un instante de la charla dada a conocer en YouTube, Mariana tomó la palabra para recordar el crítico momento que vivió Érika, feliz de que todo haya salido bien a pesar de aquella dificultad. “Creo que nunca lo compartiste, Érika estuvo en terapia intensiva, llegó un momento en el que casi casi fue, o Érika o el bebé. Yo me enteré, se me pone la piel chinita, yo estaba súper preocupada, yo hablaba con Francisco… estuvo súper grave…”, dijo la cantante, quien cedió la palabra a su compañera para que compartiera su relato. Así, ambas tocaron un tema muy privado por primera vez para mantener un lazo más cercano con los fanáticos, muy pendientes de los detalles de esta conversación.

Tan sincera como siempre, Érika contó qué fue lo que ocurrió, cuando a partir de un malestar que ella consideró como algo común, supo después que algo no andaba bien, por lo que de inmediato decidió ponerse en manos de sus especialistas.  “Caí en una emergencia, yo me sentía bien… me entró un dolor de cabeza muy importante, pero tú me conoces, tengo un umbral del dolor muy alto. Me dan migrañas, me aguanto, pero no… No quise decir nada, no quise decirle a nadie, de hecho yo creo que muy poca gente lo sabe…”, confesó durante la plática. 

VER GALERÍA

Érika también aprovechó para dar un importante consejo a todas las seguidoras pendientes de esta íntima charla, pues como anteriormente lo ha hecho, disfruta compartir sus tips sobre la maternidad. Aunque en esta ocasión, dada la situación que vivió, hizo énfasis en estar muy pendientes de la salud si se atraviesa por un embarazo. “La verdad, chavas, cuando estén embarazadas cualquier dolor diferente acudan al doctor. Uno nunca sabe si va a ser algo que no es un dolor rutinario y ordinario ni común, puede ser una emergencia como lo fue en mi caso…”, contó.

¿Por qué no quiso hablar antes de lo ocurrido?

La intérprete expuso los motivos por los cuales mantuvo estricta discreción sobre este tema, pues asegura que lo más importante en ese momento era que sus más cercanos estuvieran al tanto. “No quise avisarle a nadie, de hecho poca gente lo sabe porque no quería que la gente se preocupara por mí. No me gusta que se preocupen por mí. No me gusta dar pena ni lástima y no quiero alarmar a nadie. La verdad es que agradezco haber estado sola con muy poca gente porque tenía esa presión de estar sintiéndome bien para los demás…”, contó. Eso sí, Érika dice estar convencida de que ser mamá fue la mejor elección que pudo haber hecho.  “Una vez más la vida me dio una prueba y sin duda si la gente me dice: ‘¿Lo volverías a hacer?’, lo volvería a hacer. Porque el hecho de ser madre es lo mejor que me ha pasado en la vida, tiene sus contras…”, dijo.

VER GALERÍA