Mauricio Ochmann se sincera sobre su rehabilitación: 'Terminaba solo... hundido en una cama, acariciando depresiones'

Por Gabriela Cortés

A sus 44 años, Mauricio Ochmann se encuentra en su mejor momento, pues ha encontrado un perfecto equilibrio entre todas las facetas de su vida. Por un lado, consecha nuevos éxitos en su carrera como actor, y por otro disfruta al máximo su papel de padre junto a Lorenza y Kailani, sus grandes amores. Además, hace poco celebró su primer aniversario con Paulina Burrola, la guapa modelo que le devolvió la ilusión en el amor tras su sonada separación. Y aunque ahora todo es plenitud para el intérprete, en su pasado hubo momentos muy difíciles los cuales lo llevaron a sumegirse en un problema de adicciones. Mauricio se ha sincerado sobre lo que vivió entonces y cómo decidió de una vez por todas internarse en rehabilitación para salir de la situación que lo tenía al límite. 

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Mauricio, quien se encuentra promoviendo su nueva película ¿Y cómo es él?, sostuvo una charla con el youtuber Roberto Martínez para su podcast Creativo, espacio en el que abrió sobre distintos temas, entre ellos su experiencia al entrar a un centro de rehabilitación. "Fue difícil llegar al momento decisivo de entrarle a la vida. No sé si hace sentido lo que estoy diciendo, pero como que estaba en un camino de muerte, sobreviviendo a todas las situaciones, y llegar al momento decisivo de decir: ‘Esta es mi vida y quiero vivir, no quiero sobrevivir’, porque hay una diferencia entre vivir y sobrevivir", comentó el actor. "Fue conectar con esa parte y decir, ‘Esto va por mí, nadie lo va a hacer por mí'. Entonces en ese momento levanté la mano, pedí ayuda y me fui al centro de rehabilitación y te digo, ha sido la mejor decicisión de mi vida", continuó. "Porque me di la oportunidad ed crecer, de interiorizar, de ya no evadirme con sustancias ni nada que me aleje de la realidad", expresó.

VER GALERÍA

Mauricio contó cómo vivía en aque entonces, antes asumir su situación y decidir tomar cartas en el asunto. "Mi nivel de consumo era muy fuerte, pero era funcional. Aunque sí llegaban unos momentos en que sentía que 'me voy a morir', o sea, 'o me muero haciendo este proyecto o me interno'", reconoció, detallando que él estaba trabajando en una telenovela en aquel momento. El intérprete detalló que permaneció internado unos 35 días, los cuales se dedicó a hacer terapia física, mental y emocional. "Tomé la decisión de internarme y enfrenté todas las consecuencias que eso conllevó, porque para mí fue una experiencia bien bonita", aseguró. "Había gente profesional que sabía cómo ayudarme a canalizar todo lo que estaba viviendo y me encontré con compañeros y compañeras que estaban lidiando a su manera y con sus procesos cosas similares, entonces hay como un puente de comprensión", agregó el actor.

El intérprete contó que, luego salir de rehabilitación tuvo que trabajar para encontrar el equilibrio en su vida, ya que su actitud se tornó muy severa consigo mismo. "Cuando me recuperé de repente me decían que me volví como inmaculado... Me fui de un extremo a otro y luego tuve que encontrar el equilibrio. Yo por eso recomiendo terapia, uno se tiene que conocer, buscarle al equilibrio. Uno no va a terapia porque esté loco, sino porque hay que conocerse", aseguró el interprete. 

VER GALERÍA

Sus reflexiones sobre el estilo de vida que tenía

Al hablar de lo que vivía en el pasado cuando enfrentó las adicciones, el actor reflexionó cómo esta situación se fue normalizando para él hasta volverse parte de su estilo de vida. "Mucha gente se asombró, fue como: 'Mau, ¡cómo!' Entonces, de alguna manera, en nuestra sociedad está normalizado el tema de beber, la fiesta y de repente se empezó a normalizar más el tema de meterse algo y no se veía como mal, el tema es que yo después de la fiesta 'normal' pues yo terminaba solo, siguiendo consumiendo, hundido en una cama, acariciando depresiones y luego al otro día a chambear". Mauricio contó que él pensaba que pese a cómo vivir fuera de los sets, su trabajo no se veía afectado, sin embargo, llegó un momento en que se dio cuenta que las cosas no eran así. "Cuando me recuperé me di cuenta que no (estaba dando el 100%), que estaba dando el 30%, y de repente me di cuenta cuando me recuperé que ya estaba dando el 100%", comentó. 

VER GALERÍA