Bárbara Coppel y su familia disfrutan de una divertida aventura en altamar en Los Cabos

La socialité y el torero regresaron a las aguas del Pacífico que, en 2016, fueron testigos de su matrimonio

Por Tania Galván

Disfrutando al máximo de su estilo de vida aventurero, los Hank Coppel se encuentran disfrutando de unas divertidas vacaciones en Los Cabos, un sitio muy especial para Bárbara Coppel y Alejandro Hank Amaya debido a que fue en este destino que, en febrero de 2016, se juraron amor eterno frente a las aguas del Océano Pacífico a las que regresaron, esta vez, en compañía de sus tres hijos: Amaïa, Bastien y Killian. Tan enamorados como el día de su boda, la socialité y el torero quisieron que sus pequeños conocieran este sitio que, sin duda, tiene un capítulo especial en la historia de su relación.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

A través de su cuenta de Instagram, Bárbara estuvo compartiendo varios clips durante su recorrido en altamar donde tuvieron la fortuna de ver a varias ballenas, un momento que, sin duda, emocionó mucho a los hijos de la socialité quienes no daban crédito de lo cerca que podían ver a estos imponentes animales. Impresionada con la belleza natural de este lugar, Coppel expresó en uno de los videos mostrado la formación rocosa conocida como El Arco, un sitio obligado para visitar en este destino: “La gente que viene a Los Cabos tienen la oportunidad de presenciar esto. Estamos aquí cerquísima del Arco”.

VER GALERÍA

En las historias de la socialité dejó ver que este paseo sobre las aguas del Pacífico sus hijos fueron los más impresionados, aunque mientras disfrutaban del espectáculo natural también comían una botana: “Están dándole de comer a los pescados, dice Alex que los pescados que nos estamos comiendo en la noche están alimentados de fritos”, comentó divertida Bárbara quien le preguntó a su hijo: “Amaïa, qué tal, ¿te gusta el paseo en lancha, mi vida?”, mientras el más pequeños de sus hijos, Killian, le presumía: “Yo estoy comiendo Cheetos”. El momento más emocionante de este paseo fue cuando pudieron ver a las ballenas: “¡Wow, me encanta!”, exclamó Coppel. En uno de sus videos donde se ve en varias ocasiones que una de las ballenas sacaba su aleta del agua, Bárbara le dijo emocionados a sus hijos: “¡Nos están saludando!”.

México, su hogar siempre

Desde que Bárbara Coppel y Alejandro Hank Amaya se juraron amor eterno en Los Cabos, la pareja comenzó su historia como nómadas y a lo largo de su historia juntos han vivido en ciudades como París, San Diego, Sevilla, entre otros. Aunque son ciudadanos del mundo, Bárbara Coppel y Alejandro Hank Amaya siempre regresan a su hogar: México. Desde diciembre pasado, la pareja y sus tres hijos aterrizaron en San Diego, para luego viajar a nuestro país y disfrutar de la familia en Tijuana donde viven los seres queridos de ambos y donde los hemos visto pasar momentos increíbles al lado de sus hijos.

VER GALERÍA

Aunque suena retador viajar con tres pequeños por el mundo, Bárbara y Alejandro lo han conseguido y sus hijos están muy acostumbrados a viajes largos y a estar constantemente cambiando de latitud, así lo contó la propia Bárbara durante su participación en el podcast La burra arisca, donde habló del estilo de vida de su familia: “Estamos ya de regreso en San Diego nos vamos a quedar, más o menos, hasta Navidad y luego regresamos el año escolar a Sevilla y lo queremos hacer de aquí hasta que podamos, porque yo creo que nuestro instinto es ser nómadas”, explicó la esposa del torero.