Michelle Salas: ‘Lo más importante es que mi bisa ya está estable’

La socialité escribió agradecida sobre el estado de su bisabuela, Silvia Pinal, aunque continúa luchando con la situación de su Valentino

Por Carolina Soto

Las últimas semanas no han sido fáciles para la familia Pinal. La matriarca de la familia, Doña Silvia Pinal, tuvo que ser hospitalizada después de que tuviera un problema con la presión y de que se descubriera que tenía Covid-19. Afortunadamente, en los últimos días, no solamente ha dejado el hospital, sino que su estado a mejorado. A pesar de esto, Michelle Salas -su bisnieta- tuvo que volver de emergencia a casa pues, su gato, Valentino, enfrentó un problema de salud. Aunque suele ser hermética cuando de cuestiones personales se trata, esta situación parece haber sido de enorme importancia para Michelle, quien a través de sus historias de Instagram compartió el problema con sus seguidores y ahora, ha dado una actualización de lo que ha sucedido.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El triste motivo por el que Michelle Salas tuvo que volver de imprevisto a casa

Michelle Salas: ‘No todos los días nos sentimos bien'

“En la clínica esperando a Valen. Quería aprovechar para darles las gracias por todas las muestras de cariño que han tenido en estos días. Todos los mensajes y el apoyo que me han mandado me llenan el corazón. No he tenido mucho ánimo como para estar más presente por aquí y platicarles con detalle, pero gracias a Dios, lo más principal y más importante es que mi bisa ya está estable y bien de salud”, comienza el texto de Michelle.

“Eso me da la fuerza suficiente para enfrentar ahora la situación de mi gatito Valentino, la cual me tiene muy desanimada y preocupada. Los animalitos son compañeros de vida que te dan amor incondicional y es muy doloroso verlos sufrir y pasar por momentos así. Pero como todo, día con día. Hoy me levanté con un poco más de ganas de inyectarle toda la fuerza y alegría que salga de mi ser para trata de ayudarlo y sacarlo adelante con lo que esté en mis manos. Y por lo menos, de hacerlo sentir el gatico más querido del mundo. Entendí que de nada sirve que me vea llorando por él, ya que ellos sienten todo…pero wow, ¡es tan difícil!”, continúa.

VER GALERÍA

Para finalizar, Michelle compartió una foto en la que se ve su gatito: “Mientras tanto, Valen está dado de alta mientras nos entregan los resultados de la autopsia. Le estamos medicamentos y fórmula (comida) cada 6 horas por una sonda hasta que le baje la inflamación de su lengüita. Está amargado de no poder comer por la boca, con lo glotón que es. El lunes tenemos visita al doc otra vez…Les voy contando. Gracias por sus oraciones y buenas vibras. ¡Los quiero! Con ganas de salir de esto pronto”.

Michelle Salas recibe la visita sorpresa de su mamá y su abuela en Nueva York

Qué le pasó a Valentino

Hace unos días, cuando tuvo que volver a casa de improvisto, Michelle escribió a través de su cuenta de Instagram: “Estas últimas semanas han sido inmensamente duras para mí. Es por eso que me he desaparecido un poco por aquí. No encuentro el consuelo ni las ganas de pretender que estoy bien cuando estoy destrozada por dentro. El 2021 ha sido un año que me ha puesto muchos obstáculos. Me rompí un ligamento, perdí a un ser muy querido, la salud de uno de mis familiares más cercanos estuvo en riesgo y ahora mi amor, mi gatito Valentino. Escribo esto desde la clínica en dónde lo están tratando de un tumorcito en la lengua que le descubrieron hace un par de días. Todavía no se sabe muy bien que pasará y cuáles son las opciones. Y aunque no quisiera perder la fe, hay veces que siento que me derrumbo en mil pedacitos. Solo les pido por favor que lo tengan en sus oraciones y que pidan por él. Ese gatito ha sido mi compañero de vida por ocho años, mi mejor amigo, el ser que más quiero. A veces te preguntas ¿por qué a él? Pero Dios sabe porque hace las cosas y espero desde lo más profundo de mi corazón que lo ayude a salir de esto. Gracias infinitas”.

VER GALERÍA