Desde Madrid, Ale Capetillo nos dice qué es lo que más le ha costado de su mudanza a Europa

La joven influencer nos dio detalles de cómo ha sido cumplir su sueño lejos de casa

Por Tania Galván

Hace poco más de un año, Ale Capetillo, hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo, tomó la que sin duda ha sido la decisión más importante de su vida: dejar todo en México, para perseguir su sueño en la moda. Con una maleta llena de ilusiones, la joven influencer llegó a Madrid, en enero del 2020, momento en el que comenzó a escribir sus primeras memorias como mujer independiente en un país que no es el suyo. Dando lecciones de valentía, desde entonces, la hija de los actores ha demostrado sus ganas de triunfar lejos de casa y con mucha dedicación ha comenzado a construir su vida en La Madre Patria, desde donde nos concedió su primera entrevista exclusiva para HOLA.com México, un reportaje en el que se abrió de capa, como nunca antes: “Fue algo complicado porque fue independizarme de mis papás, empezar a vivir sola y todo”, nos confesó.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Engalanando nuestra primera portada digital, Ale nos abrió su corazón en esta sincera charla donde nos contó un poco de los entretelones que ha tenido que experimentar en su nueva vida: “Ahorita sí se me complicó un poquito más, porque estoy con la universidad, vivo sola y cuido a Bobby, que es mi nuevo ‘hijo’. Ha tenido sus complicaciones, pero ahí voy y me gusta el reto”, nos comentó. De vivir en casa de sus papás, la influencer se fue a vivir sola en un país que no es el de ella: “Sí tuve mucho shock cultura”, reconoció. Aunque la situación sonaba muy retadora, decidió tomar al toro por los cuernos y comenzó a adaptarse con la mejor actitud: “Si estás abierto a aprender de diferentes culturas, en vez de que sea algo feo de que te entre el shock y la tristeza, es muchísimo aprendizaje. La estoy pasando bomba aprendiendo tanto”, nos dijo sonriente.

Loading the player...

A casi un año de su mudanza, Ale ha tenido que aprender, no sólo de la cultura española, sino que también sobre cómo resolver situaciones del día a día con las que ha ido creando divertidos recuerdos de sus días como mexicana independiente, en España: “Viviendo sola me han pasado tantas cosas que he tenido que solucionar, que son cosas tontas. Hace poquito se me cayeron las llaves en una coladera”, comentó risueña. Reflexionando sobre cómo sería la misma situación si viviera en México, dijo: “Si te pasa eso en tu casa, tocas el timbre y te abre alguien más”. Sin embargo, en otro país y viviendo sola, tuvo que ingeniárselas: “Ahí me ves, hora tras hora, tratando de sacar las llaves, tocándole a mis vecinos, diciéndoles: ‘Por favor, ¿Alguien me puede ayudar con un palo?”, recordó divertida.

Ha sido en los momentos más complicados de su vida independiente que Ale recurre a las palabras que sus papás le dijeron al salir de casa: “Que la vida adulta es difícil, pero al final del día viene con muchísima recompensa. Que lo disfrute, que no está tan mal como parece a veces”. La influencer reconoce que es el consejo de sus famosos papás el que siempre la mantiene enfocada: “Que siempre tenga los pies en la tierra, pase lo que pase, siempre”. En ese sentido, tras un tiempo, únicamente trabajando en la firma Mon&Pau, marca donde está haciendo sus pininos en el mundo de la moda, hace un par de meses, decidió retomar sus estudios universitarios, una situación que le está dando un balance que no imaginó: “Por un lado, vivo esta vida adulta de mantenerme y todo, pero por el otro lado también estoy viviendo una vida universitaria”.

VER GALERÍA

Debido a que hizo trasferencia de su universidad en México, ingresó a primer semestre, por lo que está estudiando con chicos de 18 años: “Entré en el grado de niños, tres años más abajo que yo, con la diferencia de edades me entra el shock, sí se nota un poco más (la diferencia de edades) ya que estoy trabajando y viviendo una vida adulta”. Aunque resulta una experiencia contrastante, la joven está aprendiendo mucho: “Sí me gusta vivir esas dos etapas a la vez, pero se complica un poco también tratar de encontrarme ahí”. Entre el trabajo y la universidad es poco el tiempo que Ale tiene para hacer vida social, aunque sí ha estado conociendo a muchas personas, pero tiene muy claro que, para alcanzar sus objetivos profesionales, por el momento, la soltería es la mejor opción.

Con una sonrisa nerviosa, la joven confesó que, aunque está soltera, los madrileños sí han llamado su atención: “Me quedo así de… ‘¿Lo verá o no lo verá?”, comentó mientras esbozaba una risa nerviosa, cuando le preguntamos si hay alguien especial. Aunque no está cerrada al amor, prefiere dejarlo para luego: “Te voy a decir algo, sí he conocido a niños. Yo no soy muy abierta a conocer en el tema del amor, en eso sí son muy cerrada y muy picky”, confesó. Mientras se mantiene alejada de Cupido, reconoce que sí ha tenido la oportunidad de conocer cómo son los españoles: “Los hombres se me hace que son súper diferentes”, comentó. Tras dar su opinión sobre los chicos en España, Ale concluyó este tema asegurando: “No tengo tiempo”.

VER GALERÍA

El capítulo más valiente de su vida

Haciendo un balance de su mudanza a Madrid, Ale reconoce que tiene la frase perfecta para describir esta aventura lejos de casa: “La recompensa detrás del miedo”, nos dice convencida. Tras vencer sus temores, la joven está lista para continuar con paso fuerte su camino al éxito, una experiencia que busca compartir con sus seguidores y con todos aquellos que estén pensando en hacer algo tan atrevido como empezar de cero en otro país, a quienes les dice: “El consejo que yo daría sería: Salirse de su zona de confort y no tenerle miedo a todos esos retos que te van a pasar y que son parte dé”, reconoció. Aunque ya se siente más segura en Madrid, estar lejos de su familia sigue siendo lo más complicado de esta situación, por lo que ya sueña con poder abrazar de nuevo a los suyos: “Estoy con ansias ya de verlos y espero que me hagan pronto una sorpresa”, comentó sobre sus hermanos Ana Paula y Eduardo, pues reconoció que, por el momento, no cree que Biby Gaytán y Eduardo Capetillo la visiten y explicó por qué: “Mis papás no sé, porque en mi familia somos un ejército, justo se tendrían que traer a todo el ejército”.