'El día de mi no boda', Sofía Aragón le da un nuevo sentido a la fecha en la que hubiera llegado al altar

Por Ricardo Vidal

Para Sofía Aragón, el 13 de noviembre sería una fecha que se convertiría en una de las más especiales de su vida. Y es que sería en ese día cuando la conductora llegaría al altar del brazo de Francisco Bernot, su exprometido. Sin embargo, el destino la llevó a poner un alto en sus planes de boda y replantearse su relación con Francisco, y en un ejercicio de completa sinceridad consigo misma decidió dar un paso atrás y cancelar su compromiso, tal y como ella misma lo contó en una de las recientes ediciones de ¡HOLA! Es por eso que, para no dejar pasar por alto esta fecha tan marcada en su calendario, Sofía ha optado por darle un nuevo sentido a este día y celebrar por todo lo alto el saber que tomó la decisión correcta.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Así lo ha hecho saber la exreina de belleza, quien a través de su perfil de Instagram compartió una serie de fotografías del festejo que organizó para celebrarse a sí misma, justo en el día en el que se hubiera llevado a cabo su esperada boda. “13 de noviembre, el día de mi no boda", expresó Aragón al inicio de su mensaje. "A causa de las últimas eventualidades de salud, no había podido compartir estas fotos de uno de los días más extraños y especiales de mi 2021. Un día que había previsto sucediera de una manera muy distinta. Un día que había anhelado con todo el corazón y que tuvo un giro de 180 grados, mostrándome de nuevo que no hay nada que realmente tengamos bajo nuestro control. Que podemos planear y soñar mil cosas, pero al final, la vida sola se encarga de tomar su curso”, escribió la presentadora de Venga la Alegría al pie de sus fotografías en las que la podemos ver vestida de blanco y posando entre globos y flores del mismo tono. 

Sofía continuó con su mensaje explicando los motivos por los cuáles el 13 de noviembre seguirá siendo muy especial para ella, a pesar de que las cosas al final no salieron como ella las había soñado, además de las lecciones aprendidas a través de esta dura experiencia de vida. “13 de noviembre, una fecha a la que al principio le tenía miedo y después terminé adorando. Una fecha que me demostró que no hay nada más importante y valioso que ser leal a ti mismo, pero sobre todo, una fecha que me demostró que las personas adecuadas, las que pertenecen a tu vida, siempre estarán cuando las necesitas y que ellas son en realidad las que le terminan dando sentido a todo".

VER GALERÍA

Orgullosa de sus decisiones, Sofía reconoció la fortaleza y entereza de la que es poseedora, convencida de que tomó la decisión correcta a pesar de la ilusión que le hacía celebrar su boda. “Hoy, después de tomar una decisión que cambió el rumbo de mi vida por completo, les puedo decir que no me arrepiento de nada, ¡al contrario! Me agradezco el valor y el coraje que tuve en su momento para elegir mi felicidad, mi bienestar y mi salud mental por encima del miedo del qué dirán, y que sobre todo, terminé comprobando una vez más que una mujer que se tiene a sí misma, no necesita a nadie más

Una fecha que quedará por siempre en su corazón

Sin duda alguna el 13 de noviembre será para siempre una fecha muy significativa en la vida de Sofía, por lo que la hermosa tapatía ha decidido darle un nuevo sentido a este día, dedicándolo completamente a su persona. “Por eso hice esta white party… Porque hay decisiones valientes ¡que merecen celebrarse! Pero sobre todo, con el afán de demostrar que somos nosotros quienes le damos significado a las fechas, y no las fechas a nosotros. Y con ello, a partir de ahora, para mí, todos los 13 de noviembre serán el día en que recuerde que una mujer que se escucha, se respeta y se autovalida, es un ser invencible”, finalizó. 

VER GALERÍA