Miranda McKeon, la actriz de 19 años de Anne with an E, enfrenta las consecuencias de la quimioterapia

La joven relató parte de los malestares que ha sufrido con el tratamiento, entre ellos la pérdida de cabello

Por hola.com

Con tan solo 19 años, la joven actriz Miranda McKeon enfrenta una de las batallas más duras en su vida, tras ser diagnosticada con cáncer de mama recientemente. De hecho, la jovencita, mejor conocida por su participación en la serie televisiva Anne with an E, ha compartido parte de su experiencia durante el tratamiento de la enfermedad, esto a través de sus redes sociales, espacio en el que además ha recibido el apoyo incondicional de sus seguidores. Hace apenas algunos días, Miranda también dio a conocer que se había sometido a su segunda quimioterapia, confesando que uno de sus mayores temores era perder su cabello, algo que inevitablemente ha ido ocurriendo conforme ha tenido que seguir su medicación, así lo reveló en una reciente publicación que acompañó con algunas fotos.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Con el corazón en la mano, Miranda expuso parte de su sentir y de cómo ha asumido la situación en estos instantes, en los que su cuerpo ha resentido los efectos del tratamiento al que tiene que someterse, manteniendo siempre firmes las esperanzas de que todo marchará por buen camino. “Si bien nada es perfecto, actualmente estoy tomando antibióticos para la faringitis estreptocócica (si un poder superior está escuchando, chica, por favor dame un descanso, en serio). No he dormido bien las pasadas dos noches, he tenido caminatas nebulosas hacia el baño para satisfacer las sensaciones extremadamente incómodas de picazón en el cuero cabelludo, cepillándome puñados de cabello. Vuelvo a la cama con la mente acelerada, demasiado estimulada para volver a dormirme…”, explicó.

En su mensaje, Miranda también incluyó una foto de su rostro en la que se percibe el pañuelo con el que cubre su cabeza, algo que la ha hecho reflexionar a profundidad sobre lo que actualmente le ocurre, encontrando en la escritura una especie de desahogo. “En corto, mi vida no es una imagen perfecta (estoy segura que no hay necesidad de decir esto, pero todavía tengo vislumbres donde siento como si eso fuera). Estoy en el aeropuerto escribiendo esto, viajando con un pañuelo en la cabeza porque así es más fácil con la caída del cabello. Por primera vez, vi mi enfermedad interna reflejada al mundo. He recibido algunas miradas pero nada tan malo. Estoy luciendo una fina melena oculta en un pañuelo que deja mi narrativa en blanco, para que los extraños escriban…”, agregó la chica.

VER GALERÍA

Finalmente, Miranda habló sobre la manera en que cree que a veces los demás la perciben, algo que de alguna manera ha influido en su estado de ánimo, aunque ha podido salir adelante y tomarlo de la mejor manera. “La idea de las historias que me prepararán, me dan una sensación en la garganta de que es difícil tragar. O tal vez solo sea faringitis estreptocócica. Temo que sus narrativas sean peores que las que estoy viviendo. Temo que sientan pena por mí. O quizá siento que sus narrativas sean acertadas. Que me miren y vean a una joven enferma de cáncer…”, aseguró para luego agradecer a todos aquellos que han estado muy pendientes de ella y de su historia.

Una en un millón

Luego de conocer su diagnóstico, Miranda compartió una entrevista con People, en donde reveló cómo fue que, durante una escapada de fin de semana con sus amigos, descubrió un bulto en uno de sus senos. Sin embargo, descartó que pudiera tratarse de algo serio debido a que es una persona muy joven. Ante la necesidad de tener certeza de lo que ocurría, acudió con los especialistas, quienes le confirmaron que se trataba de cáncer de seno, siendo ella “una en un millón” con este padecimiento, que muy rara vez toca la vida de mujeres jóvenes.

VER GALERÍA