Jill Biden

Jill Biden, la porrista perfecta de su país en los Juegos de Tokio

La Primera Dama estadounidense realizó el viaje a Japón para estar en la inauguración de los Juegos Olímpicos

por Carolina Soto

Apenas hace unos días, Jill Biden recibía a Rania de Jordania en la Casa Blanca, pero la agenda de la Primera Dama de Estados Unidos no se ha detenido y ahora ha realizado el viaje de camino a Japón. En su primer viaje en solitario desde que llegó a la Casa Blanca – acompañada de su marido estuvo en Reino Unido para la cumbre del G7 hace algunas semanas-, la esposa de Joe Biden se ha dejado ver emocionada de participar en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (año que se tuvo que dejar después de la cancelación de las competencias el año pasado debido a las restricciones sanitarias alrededor del mundo). Consciente de la diplomacia de la moda, en esta ocasión, Jill no ha dejado de hacer un guiño al país anfitrión -eso sí, en diseñadores estadounidenses-, e incluso participar en el ya clásico ‘a donde fueres, haz lo que vieres’ pues hasta descalza ha posado como parte de la recepción de sus anfitriones.

Jill BidenVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El encuentro de Kate Middleton con Jill Biden

Kate, Jill y Carrie en el encuentro de la Reina con los líderes del G7

Hace unas horas, Jill aterrizó en la base estadounidense de Yakota, en Tokio, en vísperas de la esperada inauguración de los Juegos. A pesar de que este año el evento será mucho más discreto de lo que estamos acostumbrados, no solamente por la falta de público, sino porque únicamente podrán desfilar los abanderados de cada uno de los países, esto no ha significado que no se vaya a contar con importantes invitados de las distintas naciones desde los palcos -entre ellos estaba planeado que estuviera el Príncipe Federico de Dinamarca, quien tuvo que cancelar de último minuto por haber estado en contacto con una persona que dio positivo a Covid-19-.

Usualmente con una de las delegaciones más grandes y con más medallas dentro de los Juegos, Estados Unidos tiene un papel protagónico, por lo que el papel de Jill en la inauguración ha sido muy aplaudido. Esta mañana se le vio llegar a Tokio después de una breve parada en Alaska de camino a Japón. La Primera Dama lució un colorido vestido de Narciso Rodriguez con una falsa capa sobre los hombros en color rojo, en cual suele ser ligado con el país nipón debido a su bandera. Este vestido se lo habíamos visto antes a Jill en Florida cuando apareció el mes pasado con el Doctor Anthony Fauci. Para resaltar su look, lo combinó con unos VLogo de Valentino Garavani en nude con un precio de $19,438 pesos mexicanos.

Jill BidenVER GALERÍA

Carrie Symonds y Jill Biden debutan en el ‘club de las primeras damas’

Más tarde, una vez más se le vio haciendo un guiño al país anfitrión en un diseño en seda con motivos florales típicos de la región para su encuentro con el Primer Ministro Yoshihide Suga y su esposa Mariko Suga. Se trata del mismo vestido de Tom Ford que llevó en la cena de la Cumbre del G7 pero que no habíamos visto a detalle porque lo llevó con un trench coat. Como se usa en aquellas regiones del mundo, los tres posaron descalzos para la imagen conmemorativa al haber estado al interior de la Akasaka State Guest House.

La breve pero sustanciosa agenda de Jill

No estará ni 48 horas en el país, pero la agenda de Jill no se detendrá ni un segundo y hasta México está considerado. Después de su llegada y de haberse reunido con el Primer Ministro el jueves, el viernes tendrá una reunión virtual con la delegación estadounidense, para más tarde reunirse con el Emperador Naruhito en el Palacio Imperial, mientras que horas después estará en la inauguración de los Juegos. El sábado tendrá un homenaje al Senador Daniel Inouye y por la tarde ofrecerá una fiesta en la embajada en la que se verá el partido de softball entre Estados Unidos y México.

Jill Biden en TokioVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.