chicharitofutbol

Se filtran detalles de la demanda por manutención que Sarah Kohan interpuso contra El Chicharito

TMZ Sports publicó parte de los documentos que la defensa de la influencer australiana presentó ante la corte

por Tania Galván

Desde que los rumores de una separación entre Javier Hernández El Chicharito y su esposa Sarah Kohan surgieron, ninguno de los dos ha confirmado dicha información, hasta ahora que TMZ publicó parte de la documentación que el abogado de la australiana presentó ante la corte como parte de la demanda por manutención que la influencer interpuso en contra del futbolista. Después de celebrar juntos el cumpleaños número 2 de su hijo mayor, Noah, se da a conocer que la pareja sí está atravesando por una separación. Esta información surge horas después de que el mexicano dio a conocer, a través de su cuenta de Instagram, que estará fuera de los próximos juegos de El Galaxy debido a una lesión que sufrió, luego de una excelente racha que lo colocó como el máximo goleador de la MLS.

Sarah Kohan solaVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

La tarde de ayer, el portal TMZ Sports dio a conocer que tuvo acceso a documentos judiciales de la demanda que Sarah interpuso en la que acusa al mexicano de ser un padre que no está participando en la crianza de Noah y Nala, sus pequeños hijos de 2 y 8 meses de vida. En la demanda resalta que la esposa del futbolista le solicitó el divorcio desde febrero pasado, según se lee, Chicharito: “No participa en la crianza diario de sus dos hijos menores”, puntualiza el abogado de Kohan en la querella. Incluso se denunció que el futbolista se ha mostrado renuente a colocar una protección en la piscina de la casa, por precaución a sus hijos, debido a que alega no va con la estética del inmueble.

El ChicharitoVER GALERÍA

A través de su equipo legal Sarah denunció que a pesar de que la pareja está separada, el futbolista no ha respetado esta decisión. En la solicitud de manutención, Sarah quiere que el juez establezca una pensión alimenticia justa para sus dos hijos, considerando los ingresos que percibe el futbolista mensualmente. En los documentos también se aborda cómo el Chicharito se ha hecho cargo de los niños y de Sarah: “Con base en su conducta en este litigio, hasta ahora, Hernández parece comprometido a mantener a Kohan atrapada en su papel de dependencia financiera que creó para ella”. 

La historia entre Chicharito y Sarah

Fue en octubre de 2018 cuando la influencer Sarah Kohan confirmó, con un romántico álbum de fotos al lado de El Chicharito, su noviazgo con el futbolista. Desde ese momento, los enamorados ya no ocultaron su relación y convirtieron sus perfiles de Instagram en el medio a través del cual fueron documentando su romance. En enero de 2019, El Chicharito y Sarah Kohan dieron a conocer que estaban esperando a su primer hijo.  Dos meses después de este anuncio, la pareja se casó en secreto, en un registro civil de la ciudad Chula Vista, en California, durante un viaje de pareja. Poco antes del nacimiento de su bebé la pareja anunció su debut como youtubers en el canal Naked Humans, donde también participaba el coach de vida del futbolista, Diego Dreyfus. Sarah y Javier recibieron a su primogénito Noah, en junio de 2019.

Sarah Kohan y El ChicharitoVER GALERÍA

Tras el nacimiento de Noah, la familia dejó Londres, para mudarse a Sevilla, España, ciudad en la que estuvieron muy poco tiempo, pues el mexicano fue fichado en El Galaxy, razón por la que la familia volvió a hacer sus maletas y se estableció en Los Ángeles donde, en abril del 2020, dieron a conocer que estaban en la dulce espera de su segundo hijo. En octubre de ese año, la pareja recibió a Nala, aunque se veían muy felices con la llegada de su hija, en enero, los rumores de separación del matrimonio comenzaron a tomar fuerza, luego de que Sarah celebró la Navidad y el Año Nuevo únicamente con sus hijos. Desde entonces, la pareja no se había dejado ver hasta el mes pasado que celebraron juntos los dos años de su primogénito.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.