Jaime Camil

Jaime Camil se sincera sobre la partida de su papá y revela qué es lo que más extraña de él

por Gabriela Cortés

A finales del año pasado, una triste noticia vistió de luto a la familia de Jaime Camil, pues lamentablemente su padre, Jaime Camil Garza falleció luego de que se diera a conocer que se encontraba delicado de salud e internado en un hospital. El fallecimiento de tan respetado y querido hombre de negocios, sacudió no sólo al mundo empresarial, sino también al mundo del espectáculo, que se solidarizó con el actor y su hermana, Issabela Camil, en medio de su dolor. Tras más de medio año de tan irreparable pérdida, el intérprete ha reflexionado sobre las enseñanzas que le dejó su papá y ha compartido lo que más echa de menos de él.

Jaime Camil Garza y Jaime CamilVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Con su característica simpatía y espontaneidad, Jaime compartió algunas anécdotas en el programa de Faisy Nights, entre ellas la que pocos conocen sobre cómo perdió parte del dedo meñique cuando era pequeño, incidente en el que su papá respondió con rapidez. Tras recordar esta experiencia con muy buen humor, el tema e la charla se inclinó hacia la relación el actor con su padre. Cuestionado por el anfitrión sobre lo que más echa de menos de Don Jaime, la estrella de Jane The Virgin habló de sus grandes cualidades como ser humano. “Mi papá era muy generoso, muy generoso… Hacía lo que fuera por ayudar al prójimo, lo que fuera por ayudar a una persona que necesitara esa ayuda”, expresó orgulloso, señalando que esta forma actuar no se limitaba sólo hacia las personas que conocía, sino incluso a las que no.

Jaime contó que al momento de la partida de su papá, recibió muchos mensajes de personas que, de la manera más sincera, le enviaron su cariño y le manifestaron su agradecimiento hacia el empresario. “Era la persona más generosa, y fue de los mensajes que más recibí cuando falleció el pasado diciembre, era una cantidad de mensajes de ‘qué bárbaro tu papá, gracias’, ‘gracias’, ’gracias, qué generoso era’”, relató. De hecho, reveló que tras despedirse por última vez de Don Jaime se enteró de situaciones que reafirmaban su calidad humana, hasta ese momento desconocidas. “De repente encontramos en la casa de Acapulco… 500 archivos o mil de niños que le escribían: ‘Padrino, gracias por pagarme la escuela y por comprarme mis útiles’, o sea, cosas así que no nos enterábamos”, comentó.

El actor contó que, además de ser espléndido, su padre era una persona muy simpática que sabía ganarse el cariño de los demás. “Sabía ser muy buen amigo, era un gran amigo. Si eras amigo de él, sabías que podías contar con él siempre, sobre todo en las malas, más que nada en las malas, más que en las buenas, era un tipazo”, expresó.

Tres generaciones de Jaime CamilVER GALERÍA

Su relación padre e hijo

Jaime descartó que exista algo que la haya hecho falta vivir con su papá y dijo que tampoco hay algo de lo que se arrepienta en lo que respecta a su vínculo padre e hijo. “Teníamos una muy buena relación, nos hablábamos muy seguido, como yo ya vivo en Los Ángeles y él vivía acá, obviamente la distancia no ayudaba, pero tratábamos de estar el mayor tiempo juntos, y tiempo de calidad”, contó. “Pero tú sabes, ya con estar allá, ocupado, trabajando, la familia, tus hijos, pues se te empieza a distanciar un poquito, porque así es la vida, dicen que a los hijos nos los prestan. Pero no, una relación impresionante, super cercano siempre que hablábamos lleno de amor, lleno de cariño”, aseguró.

Tras el lamentable fallecimiento de Don Jaime ocurrido el 6 de diciembre el año pasado, el actor tomó sus redes sociales para dedicarle un sentido y extenso mensaje. “Mi papá era un titán, la vida siempre le quedó chiquita, todas sus experiencias las vivía al absoluto máximo y a mil revoluciones por minuto. Un 5% de sus vivencias podrían equivalen a docenas de ciclos de vida. Dejaba huella a quien lo conocía, nadie se olvidaba de él e inmediatamente lograba que esa persona lo amara inexplicablemente…”, escribió entonces. “Papito hermoso, gracias, vuela, ve a abrazar a los amigos que se te adelantaron y miéntale la madre al ‘encargado’ por este 2020, porque sin duda así te vas a llevar con él. Te lloro, te río, te reclamo, te extraño, te huelo y te abrazo en cada respiro. Sé que el tiempo me ayudará a procesar que quizá ya no haya respuesta cuando diga Pa, que nadie me rasque la espalda cuando me acueste arriba de ti, pero sé que en cada sentimiento ahí estarás y me escucharás. Mi nombre es Jaime Camil y les aseguro que palidezco ante el verdadero, original, Te amo”, finalizó.

Jaime CamilVER GALERÍA