Yordi Rosado

Yordi Rosado recuerda su mala experiencia en Big Brother: 'Llegué a mi casa y me solté llorando'

por Gabriela Cortés

A punto de cumplir 50 años, Yordi Rosado se encuentra en un momento muy especial de su vida en todos los aspectos. En lo personal, el locutor disfruta de una nueva ilusión en el amor, mientras asume su papel de padre con alegría. Y el ámbito profesional las cosas marchan a la perfección, pues al éxito de su programa de radio ha podido sumarle el de su canal de YouTube, el cual lo ha consolidado como un gran entrevistador. También en la televisión ha encontrado un espacio para divertirse y compartir con el público algunas de sus experiencias, tal como sucedió en la emisión más reciente de Miembros al Aire, donde recordó la dura experiencia que vivió a propósito de su participación en la segunda edición de Big Brother VIP. El también escritor habló al respecto y contó cómo fue que esta situación logró convertirse en algo benéfico para su carrera.

Yordi Rosado y su novia JanetVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Al hablar con sus compañeros del programa de Unicable sobre el tema de la suerte, Yordi compartió lo vivido a raíz de aquel proyecto televisivo, con el cuál el buscaba alejarse de su papel en Otro Rollo y de ser asociado con Adal Ramones. “Yo cuando entro a Big Brother, entré con gran emoción y gran alegría, con mucha emoción para poderme separar un poco de lo que era, porque yo siempre era Yordi el de Adal y aunque me pesaba mucho decirlo, así era”, contó el locutor en la charla con José Eduardo Derbez y Jorge Van Rankin, así como Aurora Valle como invitada. “Inclusive el mismo Adal lo sabía y Lalo, ya habíamos platicado… y era ‘ojalá que te vaya muy bien en Big Brother para que puedas hacer una carrera tu aparte’”, recordó.

Sin embargo, el también escritor recordó que las cosas no tomaron el rumbo que él hubiera querido. “Entonces entro con toda la emoción, ‘ojalá que gane y la gente me identifique ya como Yordi, sin el Adal’. Entro y me empieza a ir bastante mal en el programa y ya así el remate terrible…”, relató, refiriéndose al final a su comentado error matemático, el cual cometió cuando se le pidió repartir cinco puntos entre tres participantes y se equivocó en varios intentos, quedando expuesto ante el público del exitoso programa transmitido en 2003.

Yordi Rosado y Adal RamonesVER GALERÍA

Si bien había tenido una mala racha en la famosa casa de Big Brother, Yordi se sentía satisfecho por haber llegado casi hasta el final, lo que no sabía es que afuera, su equivocación había causado gran revuelo y él no estaba al tanto de nada debido al encierro en el que había permanecido.  “Salgo y en el momento que salgo lo primero que hago es que me ponen en una situación con un baile con mi esposa, y me abraza y lo primero que me dice mi esposa en ese momento es: ‘No tienes idea de lo mal que están las cosas aquí afuera, te están haciendo pomada con el rollo de cómo te equivocaste en los números'”, contó el locutor, admitiendo que este comentario lo tomó por sorpresa.

Tras su salida, se llevó a cabo la final, y los participantes se reunieron y fueron presentados uno por uno, sin embargo, en el momento en el que pronunciaron el nombre de Yordi, no hubo aplausos, sino todo lo contrario. “Y entonces a los dos días es la final, yo la verdad, siendo sincero, nunca había tenido un abucheo así, me puse blanco, literal llegué a mi casa y me solté llorando”, confesó, reconociendo lo mucho que lo afectó tal reacción del público. “Y mi esposa así, de: ‘tranquilo’. Nunca en mi vida me habían abucheado así, me sentí bien mal”, admitió.

Yordi RosadoVER GALERÍA

Cómo le dio la vuelta esa mala experiencia

Sin embargo, pese a lo duro que fue lidiar con las críticas y burlas por aquel error que cometió en una situación de mucha presión, Yordi pudo convertir esa experiencia en algo bueno para su carrera, pues dejó de ser asociado con Adal, algo que él buscaba desde el inicio. “Empecé a ir a los programas y todo mundo sabía, y yo era el imbécil que no sabía contar, llegué a todos los programas jugando…”, contó, explicando que decidió tomar con buen sentido del humor lo sucedido. “El caso es que de esa muy mala suerte después se convirtió en algo padre, porque al final dejé de ser el Yordi de Adal para convertirme en Yordi el imbécil de los números, pero ya era Yordi, a la larga sí fue muy buena suerte porque el haber hecho una tontería como la que hice… ese abucheo fue horrendo y luego ese abucheo se convirtió en algo muy bueno”, reflexionó.

Yordi RosadoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.