Lidia Ávila

'No es que se supere, aprendes a vivir con ello', Lidia Ávila sobre su pérdida más dolorosa

por Gabriela Cortés

La vida le ha regalado a Lidia Ávila un sinfín de experiencias maravillosas tanto en lo profesional como en lo personal, sin embargo, también le ha puesto enfrente las situaciones más desafiantes y dolorosas. La sensible partida de su hija Sophia es sin duda una de ellas, pues marcó a la cantante en muchas formas. Han pasado casi 12 años desde que la estrella de OV7 se despidió por última vez de su nena, pero su memoria sigue presente cada día en su mente y su corazón. La intérprete ha reflexionado sobre esta irreparable pérdida y ha compartido cómo ha sido para ella sobrellevar la presencia física de su hija, pues asegura que es algo que no se puede superar.

Lidia y familiaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Dos meses después de que se conmemoraran los 12 años del nacimiento de la pequeña Sophia, Lidia ha abierto su corazón para hablar de ella y ha asegurado que, aunque pudo salir adelante tras perderla, jamás podrá olvidar lo ocurrido. “No es que se supere, aprendes a vivir con eso. El perder un hijo, creo, es el peor dolor que puede sufrir una madre”, confesó en entrevista con People en Español. “Es un sentimiento que no puedo explicar con palabras”, admitió la cantante, quien actualmente disfruta de la maternidad con sus hijos: Lidia y Erik, fruto de su matrimonio con Isaac de Ita.

Al hablar de la dolorosa experiencia que vivió con el fallecimiento de su hija, Lidia aconsejó a quienes han pasado por una situación similar no dudar en pedir ayuda y aferrarse a algo para salir adelante, pues ella ha vivido en carne propia esa sensación en la que parecía que el dolor la rebasaba.  “Es muy importante decirle a las mamás, que han pasado por lo que yo pasé, que te dejes apoyar; porque de pronto uno se hunde en su dolor y piensas que no hay luz en el camino. Está bien levantar la mano y pedir ayuda, y agarrarte de lo que creas, en mi caso, creo en Dios y le pedía muchísimo”, recordó la intérprete. En el pasado, Lidia ha contado los detalles más sensibles sobre lo que vivió con su nena, quien nació con un problema severo en el intestino.

Lidia ÁvilaVER GALERÍA

Los aprendizajes que le dejó Sophia

Pero en medio de la pena que significó perder a su hija, la cantante está convencida de que el breve tiempo que estuvo con ella, le dejó valiosas lecciones que la ayudaron a crecer como persona. “Mi hija fue una bendición en mi vida. Me vino a enseñar muchas cosas. Soy una mujer antes y después de Sophia”, aseguró.  “Si la volviera a ver le diría que le agradezco infinitamente, aunque fueron seis meses (con ella), me convirtió en mamá por primera vez. Le agradezco lo que me enseñó porque fue un tiempo de mucho aprendizaje al verla luchar día con día por la vida”, continuó. “Después de ella han venido muchas bendiciones a mi vida, mi esposo, mis hijos, la vida que tengo hoy, mi familia. Tengo muchas fotos de ella en la casa, mis hijos saben que es un angelito”, agregó.

Lidia ÁvilaVER GALERÍA

Hace unos meses, Lidia se abrió sobre este duro golpe en su vida, y habló también de los aprendizajes que le dejó su hija. “Ella tenía un problema del intestino y eso lo trabajé en mi terapia, y lo primero que me vino así es: ¿Qué hace el intestino? Absorbe lo que necesita y lo que le sirve y lo que no lo desecha. Entonces yo sé que Sophie vino a enseñarme eso; fue la prueba más grande de amor de Dios, porque a lo mejor me había mandado varias señales y yo estaba dispersa y no las veía”, dijo Lidia en entrevista con Mara Patricia Castañeda a principios de marzo. “Esta (prueba) fue el mensaje más claro de decir: ‘Mami, aquí estoy, tienes que soltar lo que no te sirve, lo que no te hace bien y absorbe lo que sí’”, contó.

Temió que la historia se repitiera

Tiempo después del fallecimiento de Sophia, fruto de su matrimonio con Paulo Lauría, la intérprete escribió un nuevo capítulo en su vida personal junto a Isaac, su actual marido. Sin embargo, cuando ambos decidieron iniciar una familia y Lidia se embarazó, ella enfrentó al miedo de que la situación vivida con su primogénita se repitiera. "Mi marido es médico y me tranquilizaba muchísimo. Había momentos en que despertaba llorando y le decía: ‘mi amor, me da miedo que se muera’", recordó la cantante en la charla con People en Español. “Me decía: ‘Bórrate eso de la cabeza, es otra historia’”, relató. “Perder un hijo no se lo deseo ni a mi peor enemigo”, aseguró.

Lidia Ávila y esposoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.