María Levy y Talina Fernández

Talina Fernández y María Levy se sinceran y hablan de sus más grandes anhelos

La presentadora y su nieta sostuvieron una charla muy amena en la que no pudieron evitar expresarse todo su amor

por Ricardo Vidal

La complicidad que Talina Fernández ha logrado construir con su nieta María Levy, a quien adoptó como su hija tras la muerte de Mariana Levy, es única. Prueba de ello es la divertida charla que ambas sostuvieron para el canal de Youtube de la presentadora recientemente, en donde además de compartir con sus suscriptores algunos de los momentos que han reforzado su relación, también abrieron sus corazones para hablar de sus más profundos deseos, un momento que sin duda se tornó de lo más emotivo, pues sirvió para que Talina se deshiciera en halagos para quien se ha convertido en su motor de vida.

Talina Fernández y María LevyVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Durante la entrañable charla que sostuvieron, María se tomó el tiempo para cuestionar a su abuela sobre sus tres más grandes desesos, una oportunidad que Talina no dejó pasar para expresar el gran amor que tiene para sus hijos, y sus ganas de seguir trabajando. “Si llegara un genio y me cumpliera tres deseos… el primero, que mis hijos, inluyendo a María a quien adopté, fueran felices y estuvieran logrados. El segundo, que apareciera un buen hombre de mi edad, con la vista medio nublada… y que quisiera ser mi novio. No marido, no le vuelvo a firmar a nadie… nomás lo quiero para ir al cine, un compañero, un camarada”, expresó de lo más animada. “Que tenga yo salud, para seguir trabajando en la tele hasta que tenga 122 años…”, agregó convencida.

Llegó el turno de María de sincerarse frente a su abuela y hablar de sus tres grandes deseos. Sin embargo, la misma Talina quedó sorprendida ante la respuesta de su nieta, quien logró tocar su corazón. “Yo nada más pediría dos. El primero, que se sanara el corazón de todas las personas del mundo, y el segundo, es paz para todas las personas”, dijo la mayor de los hijos de María Levy, dejando a su abuela perpleja ante su madurez. “Ella es más generosa que yo”, expresó la ‘Dama del buen decir’ al escuchar la respuesta de su hija adoptiva, a lo que María respondió: “Lo aprendí de ti”.

talina2VER GALERÍA

Tras este emotivo momento, Talina no pudo más que expresar el gran amor que tiene por María, dejando en claro su admiración por la jovencita y el orgullo que siente al verla tan realizada. “Fíjense que nos pasamos a querer bastante… Estoy muy orgullosa de ser la abuela de María, que es una fotógrafa extraordinaria, que tiene una vida espiritual muy importante, que está buscando todos los días cómo ser mejor ser humano, y lo está logrando. Gracias, amor”, dijo visiblemente conmovida, mientras recibía cariñosos abrazos de parte de su nieta.

La sincera reflexión de María Levy

Con la misma transparencia con la que charló con su abuela, María Levy se dejó ver en sus redes sociales portando orgullosa un bikini amarillo con el que sin duda lucía guapísima. La jovencita compartió con sus seguidores algunos consejos prácticos de fotografía, como ángulos de toma y poses para lucir espectacular en traje de baño. Sin embargo, también se tomó el tiempo para reflexionar sobre la importancia del amor propio, algo que dijo, es un trabajo de todos los días. “Me quería sincerar con ustedes y decirles: no todos los días me siento así de chido, no todos los días tengo tanta claridad mental, ni tanto amor propio, ni me siento tan de pelos…”, expresó.

Talina Fernández y María LevyVER GALERÍA

La fotógrafa reconoció que como todos, tiene días buenos y días malos, pero que son parte de su proceso de aceptación. “Hay días difíciles, como todo en la vida. La vida es cambio, es transición, es subidas y bajadas, y está perfectamente bien sentirse chistoso un día, sentirse no en tu mejor momento. No está bien, ni está mal, simplemente es. Y mientras más lo permitas ser y fluyas con eso y lo aceptes y seas paciente y lo vivas con mucho amor, más fácil y más lindo va a ser”, concluyó.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.