Kamala Harris

Se da respuesta a la polémica portada de Kamala Harris

A una semana de que se convierta en la primera vicepresidenta de Estados Unidos, Vogue responde sobre su fotografía

por Carolina Soto

A punto de hacer historia como la primera vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris se encuentra viviendo un momento muy especial. De forma discreta y esperando su turno, una vez que se termine la administración actual en medio de fuertes problemas políticos, Kamala ha marcado un hito correspondiente a su nueva función. El fin de semana, se dio a conocer la portada que ha protagonizado para la revista Vogue. Lo que se esperaba fuera un hito sobre el lugar de una mujer de color en la política, en la publicación que suele marcar tendencia en cuanto al posicionamiento de su país se trata, terminó con una gran polémica en las redes sociales. La queja venía de la fotografía, de acuerdo con algunos, poco favorecedora de Kamala para la portada impresa, en lugar de una imponente imagen que quedó relegada para la portada digital.

Kamala HarrisVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

'Puedo ser la primera... pero no seré la última', el importante mensaje del traje de Kamala Harris

Formalmente, se ha introducido el artículo de impeachment contra Trump

Gran parte de la polémica se basaba en el uso de tenis Converse en la fotografía que se eligió para la portada impresa, además de que se calificó a la situación de poco respetuosa a su nueva envergadura y entre muchas otras críticas, se acusó a la publicación de bajar el tono de la piel de la política. Ante esta situación, Anna Wintour emitió un comunicado para el podcast del New York Times, Sway. “Obviamente hemos escuchado y entiendo la reacción a la portada impresa y solamente quiero reiterar que en absoluto fue nuestra intención, en alguna manera, el desmerecer la importancia de la increíble victoria de la vicepresidenta electa”.

En un caso pocas veces visto, pues Wintour no suele dar este tipo de explicaciones, la Editor-in-Chief de la revista y Global Chief Content Officer de Conde Nast ha hecho referencia a los rumores que surgieron que apuntaban a que el equipo de Kamala se encontraba ‘muy decepcionado’ y que se había decidido publicar una imagen que no era la acordada, pues supuestamente, se había hablado de favorecer la fotografía que se usó para la portada digital. Ante esto, Anna se limitó a decir: “No hubo un acuerdo formal sobre la elección de cuál sería la portada”, echando por tierra aquella teoría.

Anna WintourVER GALERÍA

Cuando las dos imágenes llegaron a Vogue, todos sentimos muy fuertemente, que el retrato menos formal de la vicepresidenta electa, verdaderamente reflejaba el momento que estamos viviendo en el que todos estamos en medio -como todos estamos todavía- de la pandemia más espantosa, que está cobrando vidas cada minuto”, explicó, haciendo referencia a que como es sabido, en la actualidad es imposible hacer el despliegue habitual y las sesiones fotográficas se han simplificado, con apenas un par de personas a cargo de la realización.

Donald Trump recibe otro golpe, suspenden de manera definitiva su cuenta en Twitter

Lo que decía Anna antes de la polémica

Antes de que se diera a conocer la portada y su subsecuente polémica, Anna había hecho referencia a las fotografías en el mismo podcast, en aquella ocasión hablando con Kara Swisher. “Lo que es increíble para mí sobre la portada de febrero es que es tan alegre y optimista. No puedo imaginar que haya alguien que vaya a encontrar esta portada otra cosa que no sea esa, y positiva, y una imagen de una mujer en control de su vida que nos va a traer, con la vicepresidenta electa, el liderazgo que tanto necesitamos”, comentó al decir que la imagen tenía un enfoque muy, muy accesible y real, algo que según ella estaba reflejado en la campaña de Biden y Harris.

Ante esta situación, Kamala no ha hecho ningún pronunciamiento, aunque curiosamente, no ha compartido la publicación en sus redes sociales.

Kamala HarrisVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.