Nina Rubin

Emocionada, Nina Rubín revela cuándo supo que quería ser actriz y agradece el apoyo de sus papás

por Gabriela Cortes

Con tan sólo 13 años Nina Rubín ha podido incursionar en el teatro, el cine y la televisión, algo que tiene sumamente orgullosos a sus papás, Erik Rubín y Andrea Legarreta. La adolescente, se encuentra trabajando en ¿Te acuerdas de mí?, producción con la que ha hecho su debut a lo grande en el mundo de las telenovelas, y que le ha traído grandes retos actorales, uno de ellos ha sido encarnar a una jovencita enamorada de su novio, puesto que en la vida real nunca ha tenido ningún romance juvenil. Con toda la vida por delante y una carrera prometedora también, la hermana menor de Mía ha contado cuándo supo que quería ser actriz y qué papel han tenido sus padres en la realización de sus sueños.

Rubin LegarretaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Nina, quien da vida a Fabi en la telenovela protagonizada por Gabriel Soto, habló de sus inicios en la actuación y de cómo han cambiado sus anhelos y aspiraciones profesionales conforme ha crecido. “Yo desde siempre he querido hacer un poco de todo, me acuerdo que a los 6, 7 años mi mamá me preguntaba: ‘¿Qué quieres ser?’ Y yo le decía: ‘Actriz, cantante, chef y mamá’”, recordó la joven en entrevista para Las Estrellas. Sin embargo, con los años, fue cambiando de parecer para tener más claro qué es realmente a lo que quiere dedicarse. “Por ejemplo, ahorita me encanta la cocina, pero no creo que lo quiera como una profesión, pero agarré el gusto por la música por mi papá, por ver todo lo que hace y como componía y en el estudio y todos los botones y dije wow”, contó la adolescente, revelando una pasión que comparte con su hermana mayor, quien a finales del año pasado hizo su debut profesional con un inolvidable concierto junto a Erik Rubín.

Nina RubinVER GALERÍA

Agradecida, la joven contó que el apoyo de sus padres ha sido muy importante en su incipiente carrera. “Ellos siempre han estado felices de lo que yo quiero… Les dije y yo creo que más que decirles pasó”, continuó. A su vez recordó que cuando hizo sus pininos como actriz en anuncios comerciales no tenía una visión tan clara como ahora de lo que es la profesión. “Yo no lo consideraba mucho (como) actuación, de chiquita al principio no era como ‘esto es mi trabajo’, era como ‘año a año hago este comercial y anualmente hago esto con mi mamá’, pero no lo tomaba como trabajo”, admitió.

Anita la HuerfanitaVER GALERÍA

El proyecto que la convenció de ser actriz

Sin embargo, las cosas tomaron un giro distinto cuando se le presentó la oportunidad de incursionar en el teatro en 2015, cuando apenas tenía 8 años. “Entonces un día llega mi papá y me dice: ‘Oye, la Gordita Galindo me está diciendo que hay una audición para la obra de teatro Anita la Huerfanita…’, y yo digo: ‘Va’”, contó. Y aunque ese sería un proyecto determinante para su carrera, Nina reconoció que todo era nuevo para ella. “Cuando no tienes tanta idea de ‘qué tal si fallo’, porque pues no lo había hecho entonces, dije ‘va’… Había tomado clases de canto desde chiquita, mi hermana y yo, entonces dije, ‘está bien’, yo con una sonrisota, la más feliz del mundo”, reconoció.

“No sabía que iba a pasar porque ni sabía cómo funcionaban las obras de teatro ni la actuación, solo dije ‘va’… Fui audicioné y me quedé y desde ahí, dije: ‘Ya, quiero esto’” recordó la joven actriz. Su corta edad no fue impedimento para tener claras sus metas y uno de los factores que la convenció de ellas fue sin duda el público. “Ver las caras del público y tratar de interpretar un papel… y sentir la presencia dije ‘de aquí soy’ y de ahí mi primer película con Manolo (Caro), y en realidad ese fue mi inicio”, reconoció. Mientras trabaja hombro con hombre junto a grandes estrellas de la televisión, Nina ha hecho de los sets un aula donde el aprendizaje es constante. “Este proyecto (¿Te acuerdas de mí?) es mi clase de actuación y se convirtió en mi día a día, entonces cada día aprendo, veo a mis compañeros actores y digo ‘wow’, aprendo de sus gestos de sus miradas, de sus llantos de sus risas, y de mis directores son mis maestros, los amo, porque cada día, aprendo algo nuevo”, reconoció agradecida. No obstante, sabe bien que aún hay mucho por delante: "Para cuando termine esto voy a tener un gran crecimiento y voy a seguir creciendo…”, expresó.

Nina RubinVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.