Sarah Kohan

'No me arrepiento', Sarah Kohan revela las razones por las que decidió quitarse los implantes

La influencer decidió retirárselos tan solo seis semanas después de habérselos puesto

por Ricardo Vidal

Sarah Kohan ha encontrado en sus redes sociales el medio perfecto para compartir con sus seguidores detalles de su día a día, así como algunas lecciones aprendidas a través de sus experiencias de vida. Tal y como sucedió recientemente, cuando la modelo se abrió de capa con sus followers para hablar del duro proceso que fue el haber decidido ponerse implantes de seno, un proceso que no fue para nada agradable y el que decidió revertir tan solo unas semanas después de su cirugía, a pesar de que algunas voces a su alrededor intentaron disuadirla.

Sarah KohanVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

A través de Instagram Stories, la australiana compartió una serie de mensajes en los que habló de cómo fue el proceso al que se sometió y las erróneas razones por las que decidió hacerse un aumento de busto. “Me puse implantes hace cuatro años y me los quité 6 semanas después. No me gustaba cómo me hacían sentir (básicamente sentía como que tenía una astilla que necesitaba sacar de mi piel). Todo el mundo pensó que estaba loca (el doctor incluido) cuando dije que me las quería quitar tan solo seis semanas después...”, compartió la influencer con toda sinceridad, junto a una serie de fotografías en las que mostró el tamaño de sus implantes, así como una fotografía en la que mostró como era que se veía entonces.

Sarah reveló que cuando tomó la decisión de ponerse los implantes no atravesaba por un buen momento personal y sentimental, por lo que creyó erróneamente que la haría sentir mejor. “Me puse implantes después una semana después de la Miami Swim Week porque estaba muy delgada por el deporte y había perdido mucha grasa corporal. Tomé la decisión en un momento triste de mi vida, recuperándome de un trauma y pensé que el ponérmelos me haría sentir mejor”, contó de forma muy sincera.

Sarah KohanVER GALERÍA

Por fortuna, la australiana no escuchó los consejos de las personas que le decían que no se quitara los implantes y se dejó guiar por lo que ella sentía que era lo mejor para sí misma, siguiendo siempre la voz de su intuición. “Escuché a mi instinto y lo seguí. Estate en sintonía con tu cuerpo y confía en tu instinto. No me he arrepentido ni un solo día de quitarme los implantes”, expresó orgullosa de la decisión que tomó.

Una hermosa lección de amor propio

Esta experiencia, sin duda le dejó un aprendizaje muy grande a la madre de los dos hijos del ‘Chicharito’ Hernández, quien entendió que bastaba con aceptarse así misma para sentirse bien, y más allá de lo que otros pudieran opinar respecto a su físico. “Pensaba que tenía que lucir de un cierto modo para triunfar, basándome en lo que había visto en la industria. Obviamente, me hicieron sentir peor y darme cuenta de que el camino para quererte a ti mismo es algo interno, y no sobre cambiar algún aspecto físico tuyo”, expresó.

Sarah KohanVER GALERÍA

Es por eso que Sarah Kohan no dudó en compartir con sus seguidores una inspiradora reflexión sobre el amor propio y la autoaceptación, compartiendo con ellos parte de su experiencia y de las lecciones que obtuvo de esta mala experiencia. “Fue una dura lección física y mentalmente, pero me enseñó mucho sobre mí misma. Entiendo que cada uno tiene un camino diferente y esto es solo una pequeña parte de mí. Quiérete a ti mismo”, finalizó.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.