Mía Rubín Legarreta

En entrevista con Andrea Legarreta, Mía Rubín habla ilusionada de su debut como cantante

La joven artista dará un concierto virtual de la mano de su papá, Erik Rubín, el próximo 19 de diciembre

por Ricardo Vidal

En una de sus entrevistas más especiales, Andrea Legarreta ha podido platicar frente a frente con su hija Mía, en medio de uno de los momentos más importantes de la carrera de su pequeña: su debut profesional como cantante. Es por eso que la presentadora del programa Hoy no cabe de orgullo, pues además, la jovencita debutará en el escenario de la mano de alguien muy especial para ella y con mucha experiencia en el tema, su papá, el cantante Erik Rubín. Este gran suceso tiene muy emocionados a todos en su familia, y la joven artista de 15 años es la más feliz por ver uno de sus grandes sueños cristalizados en este concierto virtual, al que han denominado Raíces, que se transmitirá en vivo desde la intimidad de su estudio de grabación. Con esa ilusión con la que ha trabajado los últimos meses, Mía ha hablado de lo que ha significado trabajar de la mano de su papá y de lo emocionada que está por compartir con el mundo su arte.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Con las emociones a flor de piel, Mía abrió su corazón ante la mirada de sus dos padres, y habló de los sentimientos que está experimentando previo al concierto y del gran significado que tiene el poder compartir este instante de su carrera con su papá. “Me siento más que nada bendecida y muy agradecida también con mi papá, por darme esta oportunidad. Amo todo lo que he hecho, pero este es un sueño hecho realidad y mi mayor sueño”, dijo la pequeña al programa Hoy, en una entrevista por demás emotiva, pues fue Andrea Legarreta, su madre, la encargada de realizarla.

Con toda sinceridad, Mía se refirió a lo que significa poder expresarse a través de la música, y aunque reconoció que todo lo que ha hecho a lo largo de su carrera la llena de orgullo, el poder comenzar una carrera como cantante la tiene muy ilusionada y es todo lo que siempre ha querido. “La verdad yo sé que no tengo nada que demostrar, porque yo lo que hago no es para competir a alguien o desbancar a alguien. Cantar es lo que más amo en el mundo, entonces estoy muy emocionada por eso, por cantar, por hacer lo que más me gusta, con mi papá, con mi nueva familia de Raíces y compartiendo con todos ustedes”, expresó con el encanto que la ha caracterizado desde siempre. “Lo que queremos es alivianar a la gente, como papá dijo, queremos crear un bálsamo de amor y hacerlos sentir como de nuestra familia”, agregó.

Sobre su experiencia trabajando con Erik Rubín, la también actriz dijo: “Puedo decir que (mi papá) es muy apasionado y pues obviamente al ser apasionado puede llegar a ser como algo intenso, pero en un buen sentido. Aunque eso pueda llegar a ser un poquito estresante, también es algo muy bueno, porque queremos dar lo mejor también para la gente y para nosotros, y dar lo mejor de nosotros”, expresó.

Un padre orgulloso

Como era de esperarse, Erik también habló maravillas sobre su hija, expresando el gran orgullo que siente al verla cumplir sus sueños y destacando su gran profesionalismo. “Mía es una pro, es una guerrera, muy aplicada. Llegamos a ensayar y ella ya se había aprendido sus partes, ya se había aprendido la letra, ya sabía las armonías, siempre proponiendo. ¡Es una artista innata!”, dijo Erik con el corazón lleno de amor y conmoviendo casi hasta las lágrimas a Andrea.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.