José Ron y Jessica Díaz

Tras confirmar su ruptura, la exnovia de José Ron reflexiona: ‘Siento una paz que no la cambio por nada’

La actriz habló sobre cómo ha enfrentado los últimos días, luego de confirmar su ruptura con el actor

by Ricardo Vidal

La vida de José Ron y Jessica Díaz se vio envuelta en un mar de rumores, luego de que algunos seguidores de la actriz se percataran de que las fotos en las que aparecía al lado del actor habían desaparecido de sus redes sociales. Tras varios días de especulaciones e incertidumbre, ambos actores, en un acto de completa sinceridad, confirmaron lo que ya se sospechaba y anunciaron que su relación había llegado a su fin. Aunque cada uno habló de las razones que los llevaron a tomar esa decisión, ha sido la actriz quien recientemente compartió con sus followers una emotiva reflexión en la que habló de cómo han sido estos últimos días, luego de confirmar su ruptura.

José Ron y Jessica Díaz en un festival de música electrónica en 2020VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

A través de su perfil de Instagram, Jessica compartió un extenso mensaje en el que habló abiertamente sobre sus sentimientos y la forma en la que ha afrontado los cambios que ha experimentado en las últimas semanas. “Hablemos desde el corazón. Hoy amanecí con una sensación tan pero tan bonita, que quiero compartírtela. Me siento bendecida, me siento feliz, me caché sonriendo y bailando en la cocina preparándome el café, antes de entrenar. Ando toda happy cantando y trabajando en lo que viene, y bueno, tengo esta sensación de ‘gratitud’ por todo lo que está ocurriendo en mi vida y por ‘cómo’ está ocurriendo”, compartió la también cantante.  

La actriz de telenovelas como Como Tú No Hay Dos prosiguió con su reflexión, hablando de la forma en la que ha logrado encontrar la paz y las respuestas a todo aquello que la angustia, sobre todo en los últimos días. “En esta pandemia he estado muy cerca de mi familia (ahí comencé mi cuarentena) y de Dios, y a él le pedí́ que tomara el control de algunos asuntitos que no me daban 100% plenitud y paz pero que no sabía qué hacer. Días después como arte de magia obtuve respuestas (no es broma, fue como arte de magia), que hasta me reí y dije: ‘es Dios que nunca me suelta’. Solo te quiero inspirar a que, con toda la humildad, reconozcas cuando no tienes el control de ciertas cosas que te suceden, arrodíllate, declárate incompetente y él hará el resto”, señaló.

Jessica Díaz, actriz y cantanteVER GALERÍA

Díaz compartió algunos consejos que a ella le han funcionado para encontrar la tranquilidad en momentos en los que la vida pueda tornarse complicada, sobre todo cuando se trata de situaciones que están fuera de nuestro alcance. “Hoy estoy sonriendo como mensa mientras escribo esto y siento una paz que no la cambio por nada. Algo que he aprendido en años es que: ‘si te quita tu paz, ahí no es’. Ya bastante j*dido está el mundo como para complicarnos con nuestra existencia pura, venimos a ser felices, a sonreír, a disfrutar y a estar en paz”, agregó.

‘El dolor es uno de los regalos más grandes’

En su mensaje, Jessica Díaz también se refirió a las etapas de dolor que ha experimentado, en las cuales ha encontrado una gran oportunidad de crecimiento y aprendizaje. “Yo amo las etapas de dolor, ya que son en las que más crezco como persona. El dolor es uno de los regalos más grandes que la vida te puede dar, cuando estés en él, abrázalo, llóralo y disfrútalo sabiendo que no es para siempre, porque siempre sale el sol, yo te lo firmo”, comentó.

José Ron y Jessica DíazVER GALERÍA

Finalmente, la actriz habló sobre tomar la vida cómo es, con todos sus matices, confiando en que las cosas toman su curso por sí solas. “Y así es la vida, un ciclo hermoso de aprendizajes, de subidas y bajadas, disfrútalas todas. Yo hoy disfruto esta paz y tranquilidad de saber que he tomado buenas decisiones (bueno las toma Dios por mi) y mientras me sigo preparando para lo que viene. A vivir bonito y a repartir amor... Ya somos bendecidos, disfrútalo”, concluyó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.