vanessa-discurso

Vanessa Bryant aparece por primera vez para hablar de Kobe y Gigi: 'Dios sabía que no podían estar en esta tierra sin el otro'

La viuda del basquetbolista pronunció un conmovedor mensaje durante el homenaje póstumo que se le realizó a la estrella de la NBA y a su hija en el Staples Center

by hola.com

Por primera ocasión desde el lamentable fallecimiento de Kobe y Gianna Bryant, Vanessa Bryant viuda del basquetbolista apareció públicamente durante el homenaje póstumo que se les realiza en el Staples Center, de Los Ángeles. Dando lecciones de valentía y entereza, la esposa del basquetbolista protagonizó el que, sin duda, fue el instante más conmovedor de la ceremonia. Visiblemente emocionada, pronunció un discurso lleno de nostalgia dedicado a quien a su esposo e hija quienes, aseguró, siempre tuvieron una conexión muy especial: “Dios sabía que no podían estar en esta tierra sin el otro. Tenía que llevarse a los dos a casa en el cielo, juntos”.

Vanessa Bryant, discursoVER GALERÍA

MÁS NOTAS MÁS RELACIONADAS

Ante la mirada de todos los asistentes, Vanessa subió al estrado para leer un discurso que preparó para esta ocasión, donde recordó a su “principessa” (en italiano), como se refirió a su pequeña y a su “alma gemela”, Kobe. Comenzó su discurso recordando a su pequeña Gianna quien, según dijo, no sólo era buena en el baloncesto, también en el soccer y en la cocina. Conmovida a recordar a su hija, habló de la fuerza y determinación que poseía, dejando claro que, de haber podido, hubiera cambiado el panorama del baloncesto femenil: “Gigi estaba siempre radiante,  alegraba todos mis días”.


Vanessa Bryant homenaje póstumoVER GALERÍA

Vanessa habló de la linda relación que tenía con su hija quien siempre fue muy amorosa con ella y jamás olvidó hacerselo sentir: “Gianna Bryant tenía una alma increíblemente dulce y gentil. Siempre fue atenta, siempre me besaba para darme las buenas noches y los buenos días, fueron algunas ocasiones en las que estaba completamente cansada de estar con Bianca y Capri, y pensé que ella se había ido sin despedirse de la escuela, le escribía un mensaje de texto y le decía, ¿y mi beso?, Gianna respondía, ‘Mamá, te besé, estabas dormida y no quería despertarte’. Ella sabía cuánto significaban para mí sus besos matutinos y vespertinos”.

Tras la anécdota dijo de hija: “Ella era la niña de papá, pero sé que amaba a su mamá. Ella era una de mis mejores amigas”, dijo Vanessa de Gigi, a quien describió como “muy competitiva, como su papi”. La esposa de Kobe continuó: “Ella tenía la mejor risa. Era contagiosa, era pura y genuina. Kobe y Gianna naturalmente gravitaban hacia el otro…No podremos ver a Gianna ir a la preparatoria con Natalia…no tuvimos la oportunidad de enseñarle a manejar. No voy a poder decirle lo hermosa que se vería en su traje de novia. Nunca voy a poder ver a mi bebé caminando al altar, tener un baile padre e hija con su papi…o tener sus propios bebés…Te extraño, completa, todos los días”. 

viuda de Kobe BryantVER GALERÍA

Tras recordar a su pequeña, dedicó unas palabras a su esposo: “Ahora, a mi alma gemela”, continuó con mucho sentimiento: “Kobe era conocido como un feroz competidor en la cancha de basketball, el más grande de todos los tiempos, un escritor, un ganador del Oscar y la Black Mamba…pero para mí era mi Koko…No lo podía ver como una celebridad o como un increíble jugador de basketball, era mi dulce esposo, el hermoso padre de nuestras hijas, era mío, era mi todo”, comenzó, “Fui su primera novia, su primer amor, su esposa, su mejor amiga, su confidente y su protectora (...) Él era el esposo más maravilloso. Kobe me amaba más de lo que yo podría expresar o poner en palabras... Hacía cualquier cosa por mí. No tengo idea de cómo merecí un hombre que me amara o me quisiera más que Kobe. Era carismático, un caballero…Nos amábamos con todo nuestro ser, dos perfectamente imperfectas personas formando una hermosa familia y criando a nuestras dulces e increíbles hijas”.

Vanessa Bryant y Michael JordanVER GALERÍA

Una vez más, Vanessa se refirió a su esposo e hija: “Eran tan fáciles de amar. Todos gravitaban naturalmente hacia a ellos. Eran divertidos, graciosos, tontos y amaban la vida. Estaban llenos de alegría y aventura”, cerró este discurso haciéndole una petición a Kobe, al mismo tiempo, ella le hizo una promesa: “Bebé, cuida a nuestra Gigi que Natalia, Bianca, Coco y yo, seguiremos siendo el mejor equipo aquí. Bubu y Gigi los amamos y los extrañamos. Descansen en paz, diviértanse en el cielo, algún día nos volveremos a reunir. Los extrañamos y los amamos por siempre”, finalizó, para luego, ser ayudada por Michael Jordan a bajar de escenario.    

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.