Erika Zaba

Érika Zaba revela que hubo complicaciones en su parto: ‘Lo sigo procesando, estuvo muy duro’

por Gabriela Cortes

Siempre abierta y sincera, Érika Zaba compartió con sus seguidores los momentos más especiales de su dulce espera. Tras la llegada de su pequeño Emiliano, las cosas no han sido distintas, pues la cantante no ha dejado de publicar las más adorables fotos de él, mostrando lo feliz que está con su maternidad. Ahora, ante la inquietud de muchos de sus fans, la integrante de OV7 ha revelado algunos detalles de su embarazo que no se conocían, como las complicaciones que hubo poco antes del nacimiento de su bebé.

Erika y familiaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Atenta a los comentarios de sus fans, Érika quiso responder algunas de las preguntas que le han estado haciendo a raíz de su nueva maternidad, eso sí, dejó claro que el hecho de que revele detalles de su vida personal no quiere decir que sea su obligación por ser famosa, sino que ha sido una decisión de compartir un aspecto importante de su vida. Uno de los cuestionamientos que le hicieron fue referente a la edad en la que se embarazó. “Siempre te va a dar miedo… ‘¿Viene bien?, ¿mi hijo va a estar sano?’. Son muchas cosas, obviamente por la edad, sí, después de los 35 la calidad de los óvulos de la mujer se va deteriorando más y la calidad es menor, en nuestro caso fue in vitro, entonces la parte genética estaba mucho más controlado que en un embarazo natural, pero aun así me dio miedo, claro que me dio, es una gran responsabilidad”, admitió sincera en un video que publicó e su canal de YouTube.

ErikaVER GALERÍA

Profundizando en este punto, la cantante confesó que el tratamiento al que se sometió para poder quedar embarazada fue muy doloroso. “Lo más difícil del tratamiento y lo que más trabajo me costó es que me tenían que inyectar todo el tiempo para sacarme sangre. Yo tengo las venas súper delgaditas y me lastiman muchísimo cada vez que me inyectan. Lo intentamos durante año y medio y yo creo que fueron alrededor de 1200 inyecciones, entre sacadas de sangre y las inyecciones de las hormonas, es muy doloroso”.

No obstante, aseguró su deseo de convertirse en mamá era mayor que cualquier miedo. “Era más mi ilusión de ser mamá, de formar una familia y la compañía de mi esposo (Francisco Oliveros) me daba mucha seguridad y a vencer esos miedos y afortunadamente todo salió bien”, comentó. No obstante, las complicaciones aparecieron cuando ya era inminente la llegada de su bebé, y aunque antes lo había mencionado brevemente, fue hasta ahora que reveló que tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital. “Tuve cesárea porque tuve que ir de emergencia al hospital y ya no nos dejaron salir. Emiliano estaba programado para nacer un jueves y tras un fuerte dolor de cabeza muy intenso que tuve, nació de emergencia el domingo por cesárea. Si no he compartido esta parte de mi historia es porque no sé si estoy segura de querer compartirla”, reconoció Érika.

Erika y EmilianoVER GALERÍA

La cantante admitió que es un tema del que todavía le cuesta hablar, pero prometió que cuando se sienta lista lo hará. “Fue una enfermedad grave que me dio. A la mera hora tuvimos que reaccionar bastante rápido para que no se complicara mucho más. Lo sigo procesando, estuvo muy duro, estuvo feo y cuando esté preparada y lista para compartir la experiencia lo voy a hacer”. Tal como ella misma lo ha contado, las cosas no han sido nada sencillas para Érika a raíz de si decisión de ser madre, no obstante, es algo de lo que no se arrepiente y que la ha convertido en la mujer más feliz.

Erika y EmilianoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.