galilea

'Yo pensé que no me iba a casar', Galilea Montijo sobre el momento en el que conoció a su esposo

La actriz reconoció que aunque sentía cierta atracción por su ahora marido, nunca imaginó que terminaría en el altar con él

by Ricardo Vidal

Aunque la vida amorosa de Galilea Montijo siempre ha estado rodeada de rumores, lo cierto es que junto a su marido, Fernando Reina, ha formado un matrimonio muy sólido en el que el amor que sienten el uno para el otro ha sido los cimientos de la familia que son hoy en día. Sin embargo, la conductora mexicana reconoce que antes de que el amor tocara a su puerta, llegó a creer que la vida en pareja no era para ella, por lo que temía que su gran anhelo de convertirse en madre, no llegaría a ser una realidad. Es por eso que a la distancia, la conductora reconoce que la llegada de Fernando a su vida la tomó por sorpresa.

galileaysuesposoliVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

En una reciente entrevista con el programa Hoy, Galilea abrió su corazón y habló de cómo fue que en cuestión de meses, Fernando le robó el corazón. “Sí llegó un momento en mi vida en que yo pensé que no me iba a casar”, confesó la guapa tapatía sobre su vida antes de enamorarse del padre de su hijo. Fue entonces que sin esperarlo, Reina entró a su vida en un momento en el que si bien no tenía prisa por llegar al altar, sí le preocupaba no encontrar a alguien con quien cumplir su sueño de ser mamá. “Yo conocí a Fer cuando estaba trabajando en el estado de Guerrero. Yo dije: ‘Ese muchacho tan guapo con esa cana al frente’. El primer día que llego a Acapulco y lo veo dije: ‘Ay qué flojera me da’, porque yo suelo ser muy antisocial”, relató.

Sin embargo, la chispa entre ellos surgió días después de ese primer encuentro, cuando Galilea y Fernando volvieron a verse, por cuestiones de trabajo, en Acapulco. En ese momento a la presentadora no le pasaba aún por la cabeza la posibilidad de que entre ellos hubiera algo más que una amistad, e incluso pensó en presentárselo a sus amigas. “A la segunda semana que lo vi, me divertí muchísimo… me reía mucho con él. Llego yo y les digo a mis amigas ‘No saben que chavo tan padre conocí en Acapulco, una de ustedes debería casarse con él’”.

gali-1VER GALERÍA

Finalmente, Galilea descubrió que el galán en cuestión tenía una novia que pertenecía al mundo del espectáculo y con la que incluso tenía planes de boda. Por su lado, Galilea también estaba en una relación en ese momento por lo que comenzaron una linda amistad de ‘compadres’. Unos meses después, y tras haber roto su compromiso, Fernando volvió a buscar a Galilea, quien por cuestiones del destino también se encontraba soltera. “Pasaron lo meses, trabajamos padrísimo, dejamos de vernos unos dos meses. Pasa Navidad y me dice ‘oye feliz Año Nuevo. Nada más para contarte que me arrepentí, me eché para atrás y no me voy a casar’. Le digo: ‘Pues ¿qué crees? yo también me acabo de arrepentir’. Me dice: ‘No sabes qué gusto me da oír eso’”, frase con la que la conductora terminó por admitir que él le gustaba.

Fue así que Galilea y Fernando comenzaron su linda relación de novios. Tan fuerte fue su amor, que a los tres meses ya estaban comprometidos y organizando su boda, la cual se llevó a cabo tres meses más tarde, en Acapulco, para después recibir a Mateo, su primer hijo en común, en marzo del siguiente año.

gali-3VER GALERÍA