Barack y Michelle Obama hijas

Michelle Obama confiesa lo difícil que les fue dejar a su hija Sasha en la universidad

by Carolina Soto

El tiempo pasa en un segundo y aunque pareciera que fue ayer que las hijas de Barack y Michelle Obama llegaban siendo unas niñas a la Casa Blanca, la realidad es que Sasha y Malia están convertidas en todas unas jovencitas. Desde hace un par de años, Malia había abandonado el hogar familiar para mudarse, primero a Nueva York, y después a su dormitorio en la Universidad de Harvard; pero más recientemente fue Sasha quien abrió las alas para volar e irse a vivir a su universidad. Aunque había sido precisamente ella la razón por la que los Obama habían decidido quedarse a vivir en D.C. para que no tuviera que cambiar de colegio, con el inicio de sus estudios universitarios, las cosas ahora son diferentes.

Sasha ObamaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Michelle Obama revela por qué su boda con Barack fue ‘agridulce’

¡Cómo han cambiado! Malia y Sasha Obama dejan definitivamente su niñez atrás

El tiempo simplemente se va tan rápido. Pero como muchas experiencias en los últimos 10 años, quería hacerlo sentir lo más normal posible, dadas nuestras circunstancias familiares”, dijo Michelle a People sobre el nuevo capítulo que está escribiendo su hija menor, “Por supuesto, fue un poco emotivo dejar a Sasha en la universidad”. Aunque suele ser bastante práctica, al hablar de su hija, confesó que la parte difícil ha sido “extrañar a nuestras niñas”.

Es un ajuste el vernos uno que otro fin de semana, en los feriados, pero los momentos que pero los momentos que pasamos juntos se sienten extra especiales por eso”, explicó. Eso sí, para hacer más llevadera esta situación, se han permanecido muy cercanos: “Estábamos ahí, como casi todos los papás, ayudándole a desempacar y hacer que su dormitorio se sintiera como un hogar”.

Sasha ObamaVER GALERÍA

“Pero en general, dejamos que ella se cuide a sí misma. Como un padre, una de las cosas más importantes que podemos dar a nuestros hijos es la libertad de encontrar su propio camino en el mundo”. Enormemente orgullosa de sus hijas, Michelle dijo a la misma publicación: “Son ellas mismas y eso es lo que amo de ellas. Y tienen que tener espacio de respirar y explorar”.

Tal como se pudo leer en su libro Becoming, desde muy pequeña sus padres le dejaron claro que ella podía alcanzar todas sus metas, algo que ha querido replicar en la vida de sus hijas. “Barack y yo tratamos de asegurarnos de que nuestras hijas sepan que no hay límite en lo que quieran ser o lo que quieran alcanzar. Ellas no aprenden si sus padres las tratan como delicados adornos y las aíslan para que no se rompan. Las niñas necesitan tener la oportunidad de crear y explorar y rasparse las rodillas de vez en vez, también”, dijo a la publicación estadounidense.

Michelle Obama hijasVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.