portada647

En ¡HOLA!, Eduardo Capetillo y Bibi Gaytán nos hablan de sus bodas de plata, de su familia numerosa y de sus sueños

por hola.com

Lo suyo ha sido verdaderamente un amor de telenovela, Eduardo Capetillo y Bibi Gaytán han protagonizado una de las historias más románticas en nuestro país. Cómo olvidar cuando hace 25 años, la pareja se juraba amor eterno en la primera boda televisada a nivel nacional. De eso han pasado más de dos décadas y han recibido cinco maravillosos hijos, formando una familia maravillosa. Esta semana en ¡HOLA!, disponible los jueves, Eduardo y Bibi nos hablan de sus bodas de plata, de su familia numerosa y de sus sueños.

Es precisamente con este momento tan especial que están viviendo, que los Capetillo nos han invitado a su viaje más divertido. Sus bodas de plata y los cinco años de sus gemelos han sido fechas que no han podido pasar desapercibidas. Y es que con cinco chicos -Eduardo Jr., Ale, Ana Pau y los pequeñitos, Manuel y Daniel-, no hay momento aburrido para Eduardo y Bibi, sobre todo cuando del lugar más feliz del mundo, Disneyland, se trata, aventura que podrás ver documentada en las páginas de esta semana.

Descubre en ¡HOLA! este reportaje en iPad y Android o suscribiéndote AQUÍ

También esta semana, Kate y Meghan hacen planes juntas y Archie aparece en público, por primera vez, en brazos de su madre. Yadhira Carrillo, en el ojo del huracán tras la detención de su marido, Juan Collado. Alejandro Sanz y Raquel Perera se separan tras 12 años juntos. Y el drama familiar de Plácido Domingo.

Además, Máxima y Guillermo de Holanda, las curiosidades de su nuevo palacio tras casi cinco años de obras y 71 millones de dólares. Paulina Rubio, toda sonrisas en España con su hijo Andrea Nicolás mientras su exnovio, Gerardo Bazúa, se casa en Miami. Nuevas claves sobre la desaparición de la Princesa Haya. Angélica Rivera despide, emocionada, a su abuelo. Y Eva Longoria, cuerpazo en Marbella, al año de nacer su hijo, Santi.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.