Edith González: así fue la vida de esta inolvidable actriz

Por Gabriela Cortés

Este jueves se confirmó la lamentable noticia sobre el fallecimiento de Edith González a los 54 años de edad. Esta irreparable pérdida deja un gran hueco no sólo en el mundo artístico, sino en los corazones de todos sus amigos y seres queridos. No obstante siempre permanecerá en todos ellos el recuerdo de esta gran mujer, así como el gran legado que dejó en la pantalla. Con sumo respeto y cariño, recordamos un poco de la vida de esta actriz, quien a lo largo de los años cosechó una carrera impecable.

VER GALERÍA

Edith González nació en Monterrey, Nuevo León, el 10 de diciembre de 1964. Su talento se hizo presente desde temprana edad, pues durante una visita al famoso programa Siempre en domingo logró acaparar los reflectores gracias a su innegable carisma. A partir de entonces destacó como estrella infantil en algunas telenovelas y películas  como El Rey de los Gorilas (1976), Cyclone (1977), Fabricantes de pánico (1980).  Edith siguió adelante con su carrera conforme fue creciendo, consolidándose como uno de los rostros más emblemáticos no sólo de la pantalla, sino también del teatro. Sumado a su talento natural, ella se preparó para la actuación cursando estudios en Nueva York, Londres y París, entre los que destacó la prestigiada academia de Lee Strasberg, en la capital británica. En Francia estudió en el Centro de danza Du Marais.

VER GALERÍA

Convertida en una actriz indispensable, Edith participó en una larga lista de telenovelas inolvidables. Los ricos también lloran (1979), Soledad (1980), Bianca Vidal (1982), su primer protagónico; Rosa salvaje (1987), Flor y canela, (1988), En carne propia (1990), Corazón salvaje (1993) donde compartió créditos con Eduardo Palomo; La sombra del otro (1996), La jaula de oro (1997) y Nunca te olvidaré (1999).

VER GALERÍA

Entre 2001 y 2002 protagonizó la exitosa telenovela Salomé, en la que dio vida a uno de sus más entrañables personajes. En 2004 hizo Mujer de Madera, otro de los melodramas por los que ha sido más recordada en la pantalla. Fue en 2008 cuando con dio vida a uno de sus personajes más memorables en Doña Bárbara, producida por la cadena Telemundo en la que copartió créditos con Christian Meier. En ese mismo año participó en la exitosa serie Mujeres Asesinas. Luego de varios años trabajando en las filas de Televisa, Edith se mudó a TV Azteca, donde siguió brillando con sus excepcionales interpretaciones. En esta televisora hizo Cielo rojo (2011), A corazón abierto (2012), Vivir a destiempo (2013), Las Bravo (2014) y Eva la trailera (2016).

VER GALERÍA

No se puede hablar de Edith sin mencionar la gran contribución que hizo al teatro con su gran talento, pues en este rubro logró también logró destacar como pocos. Entre sus obras destacan Aventurera (1988), Los árboles mueren de pie (2012) y Un día particular (2017). Además de esta larga lista de proyectos, en la que seguramente faltan muchos por mencionar, el mayor éxito de esta gran actriz fue ganarse el cariño incondicional del público, al cual dedicó toda su vida. Y además de su carrera, esta mujer dedicó sus días a su hija Constanza, quien nació en agosto de 2004 y está por cumplir 15 años. Esta jovencita fue siempre la alegría de su madre, al igual que lo fue su esposo Lorenzo Lazo, con quien la actriz se casó en septiembre de 2010.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Con enorme pesar, hoy todos se han topado con la lamentable noticia de su fallecimiento, sin embargo hasta ahora no se ha dado información puntual sobre las causas que provocaron su irreparable muerte, pues no se ha dado un comunicado oficial. Lo que sí es un hecho es el gran cariño y amor con el que esta gran mujer será recordada por todos. 

VER GALERÍA