‘El Canelo’, en su faceta más tierna, durante la primera visita de su bebé a la playa

Durante sus vacaciones de fin de año en las Islas Turcas, el boxeador tomó la mano de su pequeñita y la llevó a conocer el mar

by Tania Galván

Antes que Campeón Mundial de Boxeo, Saúl Canelo Álvarez es padre de familia. Completamente enamorado de su pequeña María Fernanda, fruto de su relación con la tapatía Fernanda Gómez, el boxeador enterneció a su más de un millón de seguidores en Instagram con una foto al lado de la bebé durante su primera visita a la playa. Como pocas veces lo hace, el pugilista compartió este especial momento en el que la emoción de su hija al ver el mar salta a la vista.

canelo-hijaVER GALERÍA

Más que presumir sus abs de acero, en esta imagen que ha alcanzado ya los 470 mil “me gusta”, El Canelo quiso compartir con sus fanáticos este especial momento en la vida de su pequeña quien, tan coqueta como su mamá, dio lecciones de estilo en la playa. Ataviada en un encantador bañador en tono rosa (con tutu), María Fernanda, de la mano de su papá, tuvo su primer contacto con el mar.

Luego de celebrar el primer cumpleaños de la niña con una gran fiesta de princesas, en la que llegó a caballo, en brazos de su “príncipe” (su papá), El Canelo y su novio Fernanda Gómez hicieron sus maletas y viajaron a las Islas Turcas y Caicos donde recibieron el año nuevo. Este viaje se convirtió en la oportunidad perfecta para que su pequeña tuviera su primera cita en la playa.

canelo-hija1VER GALERÍA

Por su parte, Fernanda Gómez también compartió varias imágenes de estas vacaciones familiares en las que madre e hija han mostrado sus atuendos de playa más coquetos. Aunque El Canelo no es fan de compartir fotografías de su vida personal, con María Fernanda hace muchas excepciones, pues la ternura de la niña lo tiene encantado.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

canelo-hija2VER GALERÍA

Además de esta foto de la playa, la semana pasada compartió fotos y videos del inolvidable cumpleaños de la pequeña por quien es capaz de cualquier cosas, incluso, de hacer a un lado su imagen de chico rudo que maneja sobre el ring y convertirse en un tierno y caballeroso príncipe, sólo para ver sonreír a la pequeña.  

Más sobre: