La curiosa manera en la que Mauricio Ochmann y Kailani coordinaron sus looks

Por ¡Hola! México

¡Un papá e hija con mucha sintonía! Ese es el caso de Mauricio Ochmann y su peque Kailani, quienes causaron todo un furor en las redes –sin querer-, al vestirse casi igual durante una tarde de fin de semana, momento en el que el demostraron la gran conexión que tienen uno al otro, así como lo mucho que ha crecido la peque.

¿El look que enterneció a miles? Uno en el que al parecer la bebé de 7 meses estrenó sus primeros jeans, los cuales coordinó con una camiseta blanca con rayas rosas y manga larga como bien lo presumió Aislinn Derbez, quien fue la encargada de publicar el estiloso look de su peque con una foto en la que Kai aparece parada en el abdomen de Mauricio, viendo hacia el horizonte con su gran mirada azul.

VER GALERÍA

No se sabe si fue coincidencia o algo muy bien planeado por Mauricio, sin embargo el actor no se quedó atrás y decidió imitar el outfit de su hija al también llevar una camiseta con mangas largas pero, eso sí, de color blanco con negro y con una gorra de sol, mientras veía a Kailani sonriendo –y totalmente embelesado por la ternura de su bebé-.

El actor de 40 años decidió presumir la buena tarde que pasó con su familia al publicar una foto en sus Instagram Stories en la que aparece acostado junto a Kailani, quien volvió a enternecer a sus fans al lucir de lo más feliz, con la linda sonrisa que siempre muestra en su carita. Al parecer el par estaba jugando algo muy divertido para la bebé antes de tomarse esta foto, pues además de lucir muy entretenida, tenía una camiseta arriba de su cabeza.

VER GALERÍA

Notas relacionadas:

 

¿Lo cierto? Es que la conexión entre Mauricio y Kailani es una de las más auténticas así como enternecedoras del momento, al disfrutar de su compañía a cada que pueden, creando postales de lo más emotivas en las que es evidente el amor que el actor le tiene a su hija, quien sin duda heredó el carisma que tanto caracteriza a su mamá, Aislinn -y a la dinastía Derbez-. ¡Y es que no hay nada como la conexión entre padre e hija! ¿O no, Mau?

VER GALERÍA