Pink, hospitalizada por un virus, se encuentra en recuperación

by Gabriela Cortés

La energía y entusiasmo que distinguen a Pink en el escenario  se han visto mermadas recientemente, lo que sin duda  ha preocupado a sus fans. Y es que la cantante estadounidense tuvo que ser hospitalizada debido a un terrible virus estomacal. Y aunque ya se encuentra recuperándose, la intérprete tuvo que posponer su agenda musical por las estrictas órdenes médicas que se le indicaron.

Live Nation, la promotora de la estrella pop, informó en Twitter que Pink ingresó con deshidratación a un hospital en Sídney, Australia, el domingo pasado, tras lo cual fue dada de alta. Sin embargo, al parecer el malestar de la cantante no disminuía, lo que poco después tuvo que ser internada nuevamente, y en esta segunda ocasión los médicos le diagnosticaron un virus gástrico; esto ocurrió apenas unas horas antes de su concierto de este lunes. "Pink permanecerá en el hospital de la noche a la mañana, continuando su tratamiento y recuperación", señaló la empresa, mientras que la cantante ha permanecido en silencio en sus redes sociales, sin embargo retuiteó una nota de Sony Music Australia qua aludía al incidente. Al parecer, la realización de sus próximos conciertos estará en función de que mejore su salud.

La semana pasada, Pink pospuso el primero de sus shows en la famosa ciudad australiana debido a una infección de las vías respiratorias. Sin embargo, después circularon en distintos medios, fotografías de la cantante y sus hijos relajándose en la playa de Byron Bay, lo que llevó a algunos fans a cuestionar si la estrella del pop estaba, o no realmente enferma. "No necesito aclarar esto, pero por respeto a mis fanáticos lo intentaré. Programé esta gira meticulosamente, tratando de hacer lo mejor para mis hijos, al tiempo que me puse los mejores y más exigentes físicamente y hermoso espectáculo de mi vida ", explicó la intérprete en su cuenta de Instagram. "Este descanso en Byron se ha programado desde 2017, como una forma de salir del hotel y el invierno y tener algo de tiempo con mis hijos", señaló de manera enérgica al compartir una captura de una de las notas que se difundieron.

"Ya he estado enferma dos veces (los niños también) en esta gira por Australia, pero la primera vez que nos enfermamos, pude seguir adelante", escribió Pink en la red social. "Esta vez, lo que estos paparazzi no te muestran, son dos visitas al médico en Byron durante dos días consecutivos, antibióticos, esteroides, Vick's, aerosol nasal, aerosol para la garganta, más esteroides, NyQuil, un bebé que grita en el medio del cada noche, mientras mamá le da baños calientes y le dice a su hija que todo está bien”, agregó la cantante.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

"Estoy haciendo lo mejor que puedo, lo creas o no. Lo que no te muestran en esta imagen es que yo bebo agua y me acuesto mientras mis amigos intentan entretener a mi hija de 7 años, quien me pregunta por qué estos espeluznantes hombres nos rodean y toman fotos a cada uno de sus movimientos", comentó Pink antes de disculparse sinceramente con los “verdaderos fans" que habían sido afectados por la cancelación de su concierto.

Más sobre: