Bárbara Coppel, la fan número uno de su torero estrella: Alejandro Hank Amaya

La socialité aplaudió la participación de su esposo durante un festival privado realizado en la Plaza de Toros Cortijo de Nirvana, el pasado fin de semana

by hola.com

En plena recta final de su segundo embarazo, el pasado fin de semana Bárbara Coppel protagonizó una sesión de adrenalina al acompañar a su esposo Alejandro Hank Amaya, quien fue uno de los matadores de un festival privado realizado en la Plaza de Toros Cortijo de Nirvana, al sur de la Ciudad de México, donde desde las gradas la socialité aplaudió la actuación de su esposo, que compartió el redondel con el español Diego Ventura, el novillo Teófilo Gómez y el rejoneador Paco Velásquez.

barbara-toreroVER GALERÍA

A través de su cuenta de Instagram, la socialité publicó en Instagram un álbum en el que con fotos y videos compartió lo mejor de la fiesta brava. Emocionada, Bárbara publicó un clip en el que se ve cómo su esposo entra al redondel, se acerca a las gradas y le brinda el toro a su suegra, doña Lety Coppel, quien emocionada recibe el sombrero del torero y dice “No me lo esperaba”.

En otro clip, Bárbara presume como luego de la excelente actuación de su marido corrió a abrazarlo, mientras él emocionado la invita a seguir la fiesta, ya sin su traje de luces. En medio de la recta final de su embarazo, Bárbara quiso acompañar a su marido a esta íntima corrida en la que estuvieron rodeados de amigos del medio taurino y de familia.

A más de dos años de haberlo visto torear por primera ocasión (fue en octubre de 2015 cuando Bárbara debutó como novia de torero en Las Ventas, en Madrid), Bárbara ya es toda una experta en el dominio de los nervios y, ahora, que Alejandro sólo torea en este tipo de evento se muestra mucho más tranquila y segura.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

barbara-torero1VER GALERÍA

Mientras dan la bienvenida a su segundo hijo Bastien, Bárbara Coppel y Alejandro Hank Amaya aprovechan su estancia en nuestro país para compartir con amigos. Desde finales de 2017, la familia, incluida su primogénita Amaïa, tomaron un vuelo trasatlántico para pasar una temporada entre Baja California y San Diego, ciudades en la que disfrutan de la dulce espera de su primer hijo varón.

 

Mañana de cabalgata 🐎

Una publicación compartida de вαrвαrα cσppєl (@barbaracoppel) el

Más sobre: